Volver al Indice de Monografias

DERECHO E INTERNET

Procedimientos contra la "ciberokupación"

Los primeros fallos por denuncias contra ocupantes abusivos de nombres de dominio (llamados "ciberokupas" en la jerga informática), fueron a favor de la Federación Mundial de Lucha Libre, de Stella D'oro Biscuit Company (filial de Nabisco) y de la empresa de telecomunicaciones australiana Telstra, informó la OMPI.

El Centro de Mediación y Arbitraje (CMA) de esta organización, que se encarga de los casos de "ciberokupación" y de los usos abusivos de nombres de dominio, ha recibido denuncias contra personas que registraron nombres como "dior.org", "easyjet.net", "bbcdelondres.com" o "microsoft.org".

El procedimiento abierto por la OMPI en diciembre pasado para tratar los casos de "ciberokupación", busca la solución en un periodo de 45 días, en los que el tema es estudiado por un grupo de uno a tres especialistas designados por la organización.

Este sistema busca solucionar de forma rápida y barata las demandas sobre casos de "ciberokupas", dejando los más complejos en manos de los tribunales.

Los "ciberokupas" son avispados internautas que registran nombres de dominio de empresas ya existentes en el mercado, las que, cuando pretenden registrarse para figurar en Internet, se encuentran con que su nombre está ya "ocupado". Si quieren usar ese nombre deben pagar una alta suma de dinero a la persona que se les adelantó, para que este se lo "ceda".

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es una organización intergubernamental con sede en la ciudad de Ginebra, Suiza.

La OMPI es uno de los 16 organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas.

Su función es promover la protección de la propiedad intelectual en el mundo entero mediante la cooperación de los Estados y administrar varios tratados multilaterales que regulan los aspectos jurídicos y administrativos de la propiedad intelectual.

El número de Estados miembros de la OMPI es de 173, al 17 de diciembre de 1999.


Nuevos conflictos jurídicos: El caso de los "ciberokupas"

El miércoles 23 de febrero, Diario Judicial publicó una noticia referida a los primeros fallos por denuncias contra ocupantes abusivos de nombres de dominio llamados "ciberokupas" en la jerga informática).

Estas denuncias fueron recibidas y tramitadas por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una organización intergubernamental con sede en la ciudad de Ginebra, Suiza. Los procedimientos fueron realizados a través del Centro de Mediación y Arbitraje (CMA) de esta organización, que se encarga de los casos de "ciberokupación" y de los usos abusivos de nombres de dominio.

Los "ciberokupas" son avispados internautas que registran nombres de dominio de empresas ya existentes en el mercado, las que, cuando pretenden registrarse para figurar en Internet, se encuentran con que su nombre está ya "ocupado". Si quieren usar ese nombre deben pagar una alta suma de dinero a la persona que se les adelantó, para que este se lo "ceda".

 

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

La OMPI es uno de los 16 organismos especializados que integran el sistema de las Naciones Unidas.

La función de la OMPI ( en inglés WIPO, por World Intellectual Property Organization), es promover la protección de la propiedad intelectual en el mundo entero mediante la cooperación de los Estados y administrar varios tratados multilaterales que tratan de los aspectos jurídicos y administrativos de la propiedad intelectual.

La propiedad intelectual comprende dos ramas principales:

a) la propiedad industrial (especialmente las invenciones, marcas de fábrica y de comercio, dibujos y modelos industriales y denominaciones de origen); y

b) el derecho de autor (especialmente las obras literarias, musicales, artísticas, fotográficas y audiovisuales).

Gran parte de las actividades y de los recursos de la OMPI están consagrados a la cooperación con los países en desarrollo.

El número de Estados miembros de la OMPI es de 173, al 17 de diciembre de 1999.

La República Argentina es miembro de esa organización desde el 8 de octubre de 1980, cuando ratificó la Convención para el Establecimiento de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Nuestro país también es parte de la Unión Internacional para la Protección de la Propiedad Industrial (Unión de París) y de la Unión Internacional para la Protección del trabajo artístico y literario, (Unión de Berna).

Es interesante comentar como caracteriza esta Organización al uso abusivo o de mala fe de un dominio de Internet y cual es el procedimiento de solución de controversias en este caso.

 

La Política Uniforme de solución de controversias en materia de nombres de dominio

la Política de la "Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet" (la sigla en inglés es "ICANN") establece el marco jurídico para la solución de controversias existentes entre el titular de un nombre de dominio y un tercero (es decir, una parte distinta a la del titular) por el registro y utilización abusivos de un nombre de dominio de Internet.

En reuniones celebradas el 25 y 26 de agosto en Santiago (Chile), la Junta directiva de la ICANN aprobó la Política de la ICANN, que se basa ampliamente en las recomendaciones contenidas en el Informe de la OMPI sobre el proceso relativo a los Nombres de Dominio de Internet. Todos los registradores de dominios de Internet acreditados por la ICANN que están autorizados a registrar nombres en los dominios de nivel superior (.com, .net y .org) han aceptado someterse a la política de la ICANN y ejecutarla.

Cualquier persona o entidad que desee registrar un nombre de dominio en los dominios de nivel superior .com, .net y .org está obligada a aceptar las cláusulas y condiciones de la política de la ICANN.

El 24 de octubre de 1999, la Junta directiva de la ICANN aprobó el Reglamento de la Política Uniforme de solución de controversias en materia de nombres de dominio (el Reglamento de la ICANN) que establece las normas y otros requisitos correspondientes a cada etapa del procedimiento administrativo para la solución de controversias.

Administran el procedimiento de solución de controversias, los proveedores de servicios de solución de controversias acreditados por la ICANN.

El Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI (Centro de la OMPI) es uno de esos proveedores de servicios de solución de controversias.

El Centro de la OMPI prestó asesoramiento técnico al Comité de redacción de la ICANN encargado de ultimar la preparación de la Política y el Reglamento de la ICANN.

La "Política uniforme de solución de controversias en materia de nombres de dominio" ("La Política"), aprobada el 26 de agosto de 1999 y los Documentos de ejecución aprobados el 24 de octubre de 1999, por la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet, se considera tácitamente aceptada por todo aquel que solicite el registro de un nombre de dominio o la conservación o renovación de un registro de nombre de dominio.

"La Política" establece que se genera una presunción de que una persona ha registrado y utiliza de mala fe un nombre de dominio de Internet en los siguientes casos:

a) Cuando las circunstancias indiquen que se ha registrado o adquirido el nombre de dominio fundamentalmente con el fin de vender, alquilar o ceder de otra manera el registro del nombre de dominio al titular de una marca de productos o de servicios determinados a un competidor de ese titular, por un valor cierto que supera los costos diversos documentados que están relacionados directamente con el nombre de dominio.

b) Cuando se ha registrado el nombre de dominio a fin de impedir que el titular de la marca de productos o de servicios refleje la marca en un nombre de dominio correspondiente.

c) Cuando se ha registrado el nombre de dominio fundamentalmente con el fin de perturbar la actividad comercial de un competidor.

d) Cuando, al utilizar el nombre de dominio, se ha intentado de manera intencionada atraer, con ánimo de lucro, usuarios de Internet a un sitio Web o a cualquier otro sitio en línea, creando la posibilidad de que exista confusión con la marca de una persona determinada en cuanto a la fuente, patrocinio, afiliación o promoción de ese sitio Web o de un sitio en línea o de un producto o servicio que figure en ese sitio Web o en un sitio en línea.

A su vez, el potencial demandado por supuesto registro y utilización abusiva de un dominio, deberá demostrar, para rechazar tal posible pretensión, lo siguiente:

a)Que, antes de haber recibido cualquier aviso de la controversia, ha utilizado el nombre de dominio, o ha efectuado preparativos demostrables para su utilización.

b)Que él (en calidad de particular, empresa u otra organización) ha sido conocido corrientemente por el nombre de dominio, aun cuando no haya adquirido derechos de marcas de productos o de servicios.

c)Que hace un uso legítimo y leal o no comercial del nombre de dominio, sin intención de desviar a los consumidores de manera equívoca o de empañar el buen nombre de la marca de productos o de servicios en cuestión.

 

Procedimiento de solución de controversias ante el Centro de Mediación y Arbitraje de la OMPI

Resumiendo, podría decirse que estos son los puntos más importantes de este procedimiento:

a)Cualquier persona o empresa del mundo puede presentar una demanda relacionada con un nombre de dominio registrado en los dominios .com, .net, .org utilizando el procedimiento administrativo de la ICANN.

b)El procedimiento administrativo de la ICANN está disponible únicamente en el caso de controversias relacionadas con el supuesto registro abusivo de un nombre de dominio; es decir, controversias que satisfagan los criterios siguientes:

1) el nombre de dominio registrado por el titular del nombre de dominio es idéntico o similar hasta el punto de crear confusión con respecto a una marca de productos o de servicios sobre la que el demandante (la persona o entidad que presenta la demanda) tiene derechos; y

2) el titular del nombre de dominio no tiene derechos o intereses legítimos respecto del nombre de dominio en cuestión; y

3) el nombre de dominio ha sido registrado y se utiliza de mala fe.

Además, la demanda debe referirse a un nombre de dominio de los dominios .com, .net o .org y la Política de la ICANN debe ser aplicable al nombre de dominio en cuestión (es decir, el acuerdo de registro establecido entre el titular del nombre de dominio y el registrador del nombre de dominio en cuestión debe incorporar debidamente las cláusulas y condiciones de la Política de la ICANN).

c)La principal ventaja del procedimiento administrativo consiste en que proporciona una manera más rápida y económica de solucionar controversias relacionadas con el registro y utilización de un nombre de dominio de Internet que la proporcionada por las acciones judiciales. Además, el procedimiento es bastante más informal que el litigio y los encargados de efectuar las resoluciones son expertos en las esferas del derecho internacional de marcas, las cuestiones de nombres de dominio, el comercio electrónico, Internet y la solución de controversias. Así mismo, el procedimiento tiene un alcance internacional: facilita un mecanismo único para la resolución de controversias en materia de nombres de dominio independientemente de la situación geográfica del registrador, del titular del nombre de dominio o del demandante.

d)El procedimiento administrativo obligatorio no impide que el titular del nombre de dominio (demandado) o la otra parte (demandante) sometan la controversia a un tribunal competente a fin de obtener una resolución independiente. Cualquier parte podrá iniciar una demanda judicial antes de que se inicie el procedimiento administrativo. Así mismo, cualquier parte podrá iniciar una demanda judicial después de que se concluya el procedimiento administrativo, si no está satisfecha del resultado.

e)Las cinco etapas fundamentales del procedimiento administrativo de la ICANN son las siguientes:

1) La presentación de una demanda ante un proveedor de servicios de solución de controversias acreditado por la ICANN y seleccionado por el demandante, por ejemplo, el Centro de la OMPI;

2) La presentación de un escrito de contestación por parte de la persona o entidad contra la que se ha presentado la demanda;

3) El nombramiento de un grupo administrativo de expertos compuesto por una o tres personas que resolverá la controversia, nombramiento efectuado por el proveedor de servicios de solución de controversias seleccionado;

4) La resolución del grupo administrativo de expertos y su notificación a las partes, a los registradores interesados y a la ICANN; y

5) La ejecución de la resolución del grupo administrativo de expertos por los registradores interesados, en caso de que se dicte una resolución por la que haya que cancelarse o cederse el nombre o nombres de dominio en cuestión.

f)El procedimiento administrativo tiene una duración normal de 45 a 50 días a partir de la fecha en que el Centro de la OMPI haya recibido la demanda.

g)En cuanto al costo del procedimiento, existe una tasa de 1.000 dólares estadounidenses para una demanda presentada ante el Centro de la OMPI que abarque de uno a cinco nombres de dominio y que haya de ser resuelta por un grupo de expertos compuesto por un único miembro.

Si el grupo de expertos es de tres miembros, la tasa asciende a 2.500 dólares.

Si la demanda abarca de 6 a 10 nombres de dominio y será resuelta por un unico experto, la tasa es también de 2.500 dólares.

Finalmente, si abarca de 6 a 10 nombres y debe ser resuelta por tres expertos, la tasa es de 3.550 dólares.

Corresponde a las partes decidir si el grupo de expertos que ha de resolver la demanda ha de estar compuesto por uno o tres miembros.

El demandante está obligado a pagar las tasas en su totalidad. El único caso en el que demandado está obligado a contribuir en el pago de las tasas se produce cuando este último opta por que un grupo de expertos compuesto por tres miembros resuelva la demanda, en caso de que el demandante haya optado por un grupo de expertos compuesto por un único miembro.

En las tasas descritas anteriormente no se incluyen los pagos que puedan efectuarse a un abogado que represente a una parte en el procedimiento administrativo.

h)Una vez que se ha iniciado formalmente el procedimiento administrativo, la ICANN publica las siguientes informaciones relacionadas con el procedimiento en su sitio Web: el nombre o nombres de dominio en cuestión, la fecha del inicio formal del procedimiento administrativo, el proveedor de servicios de solución de controversias seleccionado por el demandante y el número del caso asignado por ese proveedor. El Centro de la OMPI también pone a disposición de los interesados en su sitio Web la fecha prevista en la que se transmitirá la resolución del grupo administrativo de expertos a las partes, al registrador o registradores interesados y a la ICANN.

El Centro de la OMPI no divulgará ninguna otra información relativa al procedimiento, salvo que cuente con la autorización escrita de las dos partes.

i)La demanda podrá someterse a cualquier proveedor de servicios de solución de controversias acreditado por la ICANN.El Centro de la OMPI ha sido el primer proveedor acreditado por la ICANN y el primero en recibir demandas presentadas en virtud de la Política de la ICANN.

J)No existe un modelo normalizado de demanda, pero el Centro de la OMPI ha preparado una demanda tipo.

K)No existe ningún requisito por el que la demanda haya de ser preparada o presentada por un abogado.

l)La demanda debe presentarse electrónicamente y en papel (original y cuatro copias).

m)Cuando se presenta la demanda ante un proveedor de servicios de solución de controversias, el Reglamento de la ICANN (párrafo 3.b)xii) exige que se envíe al demandado una copia de la demanda a título informativo.

n)Además, cuando se presenta la demanda ante el Centro de la OMPI, el Reglamento Adicional de la OMPI exige que se envíe una copia de la demanda al registrador o registradores interesados a título informativo.

Información complementaria sobre este novedoso tema, puede consultarse en el sitio de la OMPI en Internet, www.wipo.org .

Esperamos que los colegas contribuyan con su aporte a la difusión y esclarecimiento de esta reciente disciplina jurídica, que se ha convertido en un nuevo campo de incumbencia y labor profesional.

 

"Ciberokupas": Novedosa medida cautelar sobre un nombre de dominio

La Sala II de la Cámara Federal Civil y Comercial resolvió confirmar parcialmente, en un novedoso fallo, lo resuelto por el juzgado n° 5 del fuero, haciendo lugar a una medida cautelar y ordenando el cese de uso y la cancelación provisoria del registro de nombre de un dominio de Internet. Además otorgó provisoriamente dicho registro a favor de la actora.

La medida fue decidida en los autos "Pugliese Francisco Nicolás c/ Pérez Carlos Enrique s/ medidas cautelares". En los mismos, el actor, titular de una marca, pidió la cancelación provisoria y el cese del uso de un nombre de dominio registrado por el demandado, entendiendo que con este registro se estaría utilizando la marca de su propiedad.

La resolución de la Sala II, de fecha 30 de diciembre de 1999 y con el voto de los doctores Marina Mariani de Vidal y Eduardo Vocos Conesa, sostuvo que:

"…dentro del limitado marco cognoscitivo propio del ámbito cautelar, se advierte que Industrias Pugliese S.A. cuenta con la autorización del titular de la marca "psa" (Francisco Nicolás Pugliese) para proceder a la utilización del nombre de dominio "psa.com.ar". Lo expuesto, desde que: a) así fue peticionado en el escrito obrante a fs. 221-226 vta. (esp. fs. 225 vta.); b) así fue resuelto por el "a quo" sin que haya merecido impugnación alguna del Sr. Francisco Nicolás Pugliese...".

"…A lo que cabe añadir que de la documentación acompañada en autos se deriva, tal como lo expresó la actora a fs. 221 vta. ("psa" también es la marca comercial que identifica los productos comercializados por Industrias Pugliese S.A., cuyo presidente es el Sr. Francisco Pugliese"), que la mencionada empresa utiliza el símbolo marcario "psa" para distinguir sus productos; hecho éste que da por tierra con la afirmación del demandado consistente en que "no existe documentación alguna que permita siquiera mínimamente inferir la veracidad de las aseveraciones realizadas por la autora…".

"…Que, respecto del agravio sub "b", corresponde indicar que, independientemente de que el nombre de dominio sea o no una marca, lo cierto es que lo que aquí se encuentra en juego es la protección de un registro marcario, que se estaría utilizando por quien no es titular; y en esta inteligencia resulta ineludible la aplicación de las disposiciones que sobre el tema trae el ADPIC, en tanto incorporado a nuestro ordenamiento positivo por ley 24.425…"

"…la tutela cautelar únicamente resultará eficaz para el accionante si se ordena conjuntamente con el cese de uso y la cancelación provisoria del registro del nombre de dominio "psa.com.ar" obtenido por el demandado, el otorgamiento de dicho registro –en forma también provisoria y con carácter cautelar- a favor de la actora…"

"…el requisito de la verosimilitud en el derecho de la accionante queda suficientemente verificado con: a) la titularidad de la marca "psa" que ostenta el Sr. Francisco Nicolás Pugliese; y b) la mayor antigüedad de ésta respecto del registro del nombre de dominio realizado por el demandado…".

El único punto en que la Sala dio la razón al demandado recurrente, fue en torno a la contracautela debida por la cautelar solicitada. El juez de primera instancia había decidido establecer una caución juratoria. En cambio, la Sala fijó una caución de $ 20.000.

La ley 24.425, mencionada en el fallo, incorpora, entre otros temas, las decisiones en materia de propiedad industrial alcanzadas en la "Ronda Uruguay" del GATT.