Volver al Indice de Monografias

HIELOS CONTINENTALES

- Suministrado por Carlos Macchi -
Prov. de San Juan

INTRODUCCION

Para poder emitir opinión coherente sobre cualquier tema de la actualidad es necesario poseer un conocimiento histórico, jurídico, científico y técnico. Lo que pretende este trabajo es tratar de hacer un análisis y explicar uno de los temas más candentes de la última década: PROBLEMÁTICA DE LOS HIELOS CONTINENTALES.

Para delimitar mas este trabajo nos avocaremos a la incidencia de los antecedentes históricos en el aspecto jurídico actual del tema objeto del debate.

Los hielos de la zona en conflicto cubren un trayecto de 200 kilómetros aproximadamente con una profundidad de 100 metros a 1115 metros, según las últimas mediciones hechas con radar de resonancia axial y guía láser a alta resolución. De los 22.500 km2 totales de Hielos Continentales, 19.000 km2 pertenecen a Chile, los restantes, 3.500 km2 pertenecen a Argentina. En esta última porción hay alrededor de 100 glaciares, 130 ríos y arroyos y 46 lagos y lagunas. De los 3.500 km2 de Hielos Patagónicos Argentinos pretenden sacarnos 1.057km2, con graves consecuencias en el campo hídrico, energético, territorial, económico y de soberanía en el Patagonia y en la Antártida.

Constituyen una de las mayores reservas de agua dulce del planeta, pudiendo asistir en caso de necesidad a 170 millones de habitantes. Teniendo en cuenta que el 97 % del agua del planeta es salada, solo el 1 % del restante es agua dulce en estado líquido, el resto esta en estado sólido.

En la Patagonia tenemos : el 65 % del combustible, el petróleo y el gas, el 40 % de la lana y el 20 % de frutales. Además se encuentran inmensas regiones cubiertas de arbustos con multiplicidad de variedades. No olvidemos mencionar minerales como : plata, zinc, plomo, oro y cobre ; sin dejar de lado aquellos del tipo titaníferos y de tierras raras encontrados en ríos situados al este del Cordón Maters.

La majestuosa naturaleza le ha regalado a la Patagonia la fuerza de los vientos. En un futuro no muy lejano, es inminente el aprovechamiento de los mismos mediante la construcción de centrales eólicas. Sin duda alguna, un gran aporte energético para nuestro país, que nos permitirá tener remanentes para la exportación a los países vecinos, y pensar en energía barata para abastecer a todo tipo de industrias. Otra fuente productora de energía son las mareas (energía mareomotriz) gracias a la considerable altura a la que llegan las mismas.

A todo esto se suman los grandes aportes que hace el río Santa Cruz a las economías regionales, y cabe destacar la importancia económica de los atractivos turísticos de esta provincia.

Chile penetraría en territorio nacional por medio de la Poligonal, adquiriendo inmediata y legalmente soberanía sobre los 1.057 km2 de Hielos Patagónicos Argentinos.

Se compartiría desventajosamente con Chile uno de lo reservorios de agua potable más grande del mundo y se dejaría de ejercer soberanía sobre la cuenca hidrológica del río Santa Cruz de tanta importancia para la Patagonia.

La frontera seguirá siendo cuestionada y con ella todos los protocolos, acuerdos y convenios, de acuerdo al concepto de política de expansión del país trasandino. "Acceder al cambio de límites implica crear un peligroso antecedente dentro de una de las fronteras más extendidas del mundo. Por más que se manifieste que no podrá ser citado como precedente, implica una excepción que puede debilitar progresivamente la actual línea divisoria entre Argentina y Chile" .

El siglo pasado fue pródigo en avances de Chile sobre los espacios terrestres y marítimos de sus vecinos. Llegado el año 1881 el gobierno argentino, presidido por el Gral. Julio A. Roca, decide acordar con el país hermano un límite definitivo a lo largo de la cordillera de Los Andes (el Tratado de Límites de 1881). Si hoy se acepta correr un límite firme y transformar un recurso natural exclusivo y genuino de uno de los países signatarios, en recurso compartido, se da nacimiento a un precedente que conmueve la esencia misma del Tratado General centenario de 1881 al que costó mucho arribar.

Los tratados de límites, como todos los tratados, y aún más éstos, deben ser respetados, porque su intangibilidad garantiza las buenas relaciones entre países vecinos (art. 26 de la convención de Viena de 1969). Por eso, los acuerdos sobre límites tienen sentido de "A PERPETUIDAD" (inc. 4 art. 2 de la Carta de la ONU, sobre la importancia que da a la integridad territorial, origen de muchos conflictos).-

 

1. ANTECEDENTES HISTORICOS.

1.1 Chile y Argentina antes de 1826


AÑO 1680


Durante el reinado de Carlos II de España se crea la Capitanía General de Chile entre los paralelos 27º Sur y 14º Sur, siendo la cordillera de los Andes el límite este de la misma.


AÑO 1776

Por Real Cédula de Carlos III se crea el Virreinato del Río de la Plata, quedando la Capitanía General de Chile en los límites de 1680 y dependiendo del Virreinato del Perú.


AÑO 1810

La delimitación anterior es la vigente al producirse la emancipación de las Provincias Unidas del Río de la Plata, por lo que resulta aplicable el principio de "uti possidetis juris" del derecho hispano americano, según el cual las colonias independizadas tenían soberanía sobre la jurisdicción vigente al momento de su emancipación.

 

AÑO 1814

Se produce la batalla de Rancagua, en donde los españoles vencen a los Chilenos. Posteriormente el Gral. San Martín, con su Ejercito de los Andes, da libertad a Chile en las batallas de Chacabuco (1817) y Maipú (1818).

 

1.2 Tratados de Amistad y Delimitación de Soberanía. (1826-1855)

AÑO 1826

Chile y Argentina firman su primer Tratado de Amistad en el que reconocen la aplicación del principio de "utis possidetis juris" para delimitar ambos territorios.

  

 AÑO 1855

Justo José de Urquiza firma el segundo Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con Chile reiterando el principio "utis possidetis juris" y se introduce por primera vez la figura del arbitraje como modo de dirimir pacíficamente diferencias.

El Tratado establecía:

Art. (1): "habrá paz inalterable y amistad perpetua entre los gobiernos de la República de Chile y la Confederación Argentina, y entre ciudadanos de ambas repúblicas, sin excepción de personas y lugares, por la identidad de sus principios y comunidad de intereses".

Art. (39): "ambas partes contratantes reconocen como límites de sus respectivos territorios los que poseían como tales al tiempo de separarse de la dominación española en el año 1810 y convienen en aplazar las cuestiones que han podido o que puedan suscitarse sobre esta materia para discutirla después pacífica y amigablemente, sin recurrir jamás a medidas violentas, y en caso de no arribar a un acuerdo, someter la decisión al arbitraje de una nación amiga".

Hasta fines del siglo XIX la relación bilateral argentino-chilena, aunque compleja fue pacífica. Tuvo como elementos de debate la posesión de la patagonia, loa límites de la cordillera de Los Andes y el Canal del Beagle entre otros.

Desde 1868 año en que venció el Tratado de Paz, Comercio y Navegación, de 1855 hasta 1881 se presentaron varias alternativas diplomáticas.

 

1.3 Firma del tratado que fija el criterio altas cumbres divisorias de aguas. (1881)

1881 (31 de Julio de 1881) Ratificado por Argentina por de la ley 1116 1/2

El historiador Armando Braun Méndez dice respecto de la trascendencia de este Tratado: "la controversia argentino-chilena tiene dos etapas en su desarrollo histórico, antes y después de aquella fecha. Durante el primer período se discute el dominio de extensos territorios... Después de 1881, la controversia seguirá, pero circunscripta al trazado de límites y a los problemas de orden técnico e interpretativos que este trazado determina..."

Julio Argentino Roca firma el Tratado que fija a perpetuidad el criterio para delimitar la totalidad de la frontera argentino-chilena adoptando el criterio de altas cumbres que dividen aguas hasta el paralelo 52º Sur (VER GRAFICO 1 en MAPAS). Este tratado marca un punto de inflexión en las relaciones entre ambos países ya que es un acuerdo limítrofe.

El Tratado de Límites de 1881 establecía en sus principales artículos:

Art. (1): "el límite entre la República Argentina y Chile es de Norte a Sud hasta el paralelo 52 grados de latitud, la cordillera de los Andes. La línea fronteriza correrá en esa extensión por las cumbres más elevadas de dichas cordilleras que dividan las aguas y pasará por entre las vertientes que se desprenden a un lado y a otro. Las dificultades que pudieren suscitarse por la existencia de ciertos valles formados por la bifurcación de la cordillera y en que no sea clara la línea divisoria de las aguas serán resueltas amistosamente por dos peritos nombrados uno de cada parte. En caso de no arribar éstos a un acuerdo, será llamado a decidirlas un tercer perito designado por ambos gobiernos. De las operaciones que practiquen, se levantará un acta en doble ejemplar, firmados por los dos peritos, en los puntos en que hubieren estado de acuerdo y además, por el tercer perito los puntos resueltos por éste. Esta acta producirá pleno efecto desde que estuviere suscripta por ellos y se considerará firme y valedera sin necesidad de otras formalidades o trámites. Un ejemplar del acta será elevado a cada uno de los gobiernos".

Art. (2): "en la parte austral del continente y al norte del Estrecho de Magallanes el límite entre los dos países será una línea... los territorios que quedan al norte de dicha línea pertenecerán a la República Argentina; y a Chile los que se extiendan al sur, sin perjuicio de lo que se dispone respecto de Tierra del Fuego e islas adyacentes (art. 3)".

Art. (3): " en Tierra del Fuego se trazará una línea que parte del punto denominado Cabo del Espíritu Santo... Tierra del Fuego, queda dividida de esta manera: será chilena en la parte occidental y Argentina en la parte oriental...".

Art. (5): "el Estrecho de Magallanes queda neutralizado a perpetuidad y asegurada su libre navegación para las banderas de todas las naciones...".

Chile, a partir de 1881, se dedicó a la tergiversación del Tratado, más la posición de Bernardo de Irigoyen, el perito Moreno, y otros que las islas Picton y Nueva eran chilenas, motivó la suscripción del Protocolo Adicional de 1893.

 

1.4 Firma de tratados entre Argentina y Chile de 1893; 1896; 1898 y 1902.

AÑO 1893 (1de Mayo de 1893)

En 1893 Chile promueve el "Protocolo Adicional y Aclaratorio del Tratado de Limites de 1881.

Se firma el Protocolo Adicional que fija el principio de exclusión bioceánica, resumido en la expresión "Chile no puede pretender punto alguno hacia el Atlántico como la República Argentina no puede pretenderlo hacia el Pacífico".

Se constituye así la primera excepción al tratado de 1881. Su Art.(1) transcribe la parte inicial del Art. (1) del tratado de 1881 y luego agrega:

Art.(1): "...Se tendrá, en consecuencia, a perpetuidad como propiedad y dominio absoluto de la Republica Argentina, todas las tierras y todas las aguas... que se hallen al oriente de la línea de las mas elevadas cumbres de la Cordillera de los Andes que dividan las aguas".

 

AÑO 1896

Este acuerdo fue suscripto en Santiago de Chile por el Ministro de Relaciones Exteriores Adolfo Guerrero, y el Ministro Plenipotenciario de Argentina Norberto Quirno Costa, en prosecución de los siguientes objetivos: facilitar la ejecución de los Tratados vigentes y reestablecer la confianza en la paz y evitar toda causa de conflicto.

Se firma el acuerdo para agilizar las operaciones de deslinde territorial, por el cual las divergencias que surgieron entre los peritos respecto de la línea de frontera a tratar entre ambos países de conformidad con los tratados de 1881 y 1893 quedarían sometidos al fallo de su Majestad Británica.

 

AÑO 1898 (1 de Octubre de 1898)

Se confeccionan las actas de las conferencias celebradas por los peritos Francisco P. Moreno (VER EN ANEXO Breve biografía) y Diego Barros Arana sobre las posiciones de cada país respecto a la línea general de frontera. Estas actas son de vital importancia en la interpretación de las posteriores divergencias ya que en esos documentos los países fijaron claramente las posiciones de cada uno respecto de los Tratados de 1881 y de 1893. En estas actas se solicita laudar al Rey conforme lo resuelto en 1896.

Esto es aceptado por los gobiernos de ambos países. La valides de esta acta es incuestionable.

Un año más tarde 1899, tuvo lugar la Conferencia del Estrecho en Magallanes, entre el Presidente Roca y Errasuris, con el propósito de disipar malentendidos y crear un clima de mayor confianza. Los presidentes se dieron un abrazo que ha pasado a la historia como "el abrazo del Estrecho". Ese mismo año se puso término a la controversia de en la Puna de Atacama.

 

1.5 Periodo de 1902 a 1990.

Este periodo se caracteriza por la ausencia de conflictos limítrofes a lo largo de la cordillera de los Andes entre ambos países y por el cumplimiento estricto de los pactos, particularmente en lo que se refiere a las tareas de demarcación.

AÑO 1902 (20 de Noviembre de 1902)

Se firman los pactos de mayo que están integrados por tres documentos: un acta preliminar, donde Argentina ratifica la neutralidad ante el conflicto del Pacífico, un tratado general de arbitraje por el cual se designa como árbitro permanente a su Majestad Británica y un acuerdo de desarme temporáneo.

El Rey Eduardo VII dicta el laudo arbitral donde dice: "...desde el monte Fitz Roy hasta el monte Stokes la línea fronteriza ya ha sido determinada...". En el sentido que, desde el Monte Fitz Roy hasta el monte Stokes, ha delimitado con un trazado de líneas por los distintos lugares de la región.

En igual sentido las afirmaciones de Chile en el arbitraje de 1902 (Chilena Stament) en el que reiteradamente se dice sobre los 25 puntos geográficos de frontera que quedaban, excluyendo Tierra del Fuego y la Puna de Atacama, es decir, los comprendidos entre el paralelo 26º52'45" y el paralelo 52º00'00", hubo acuerdo en 15 puntos, lo que forzosamente incluyen los Hielos Continentales.

Para Miguel Ángel Scena (especialista en política internacional argentina), los "Pactos de Mayo" fueron un ejemplo para el mundo y ambos países los cumplieron al pie de la letra. Comenzó a desarrollarse un espíritu de paz y cordialidad que se concreto en 1904 con la inauguración del Cristo de los Andes.

Por otro lado, para Agustín Medina "observa un feliz desenlace para Chile. Para ser feliz desenlace, tendría que haberse respetado el Tratado de 1881, que es respetar el derecho y no violar nuestra Soberanía con tales medidas" .

 

1.5.1 Creación de la Comisión Mixta de Límites Argentino-Chilena. (1941)

AÑO 1941

Se firma el protocolo relativo a la reposición de hitos en la frontera Argentino-Chilena. Este acuerdo es de vital importancia para la relación bilateral ya que crea la Comisión Mixta de Límites (COMIX), formada por técnicos de ambos países, quienes tendrán a su cargo la demarcación de la frontera en base a los criterios de delimitación establecidos en 1881 y en 1893.

El reglamento de la COMIX establece:

Art. (6): "... Y a perpetuidad sobre los territorios que respectivamente le corresponden sin necesidad de otros trámites". "Se entiende que se hará en bases a las altas cumbres divisorias de aguas" .

Art. (9): "en caso de disidencia los gobiernos la someterán a un perito de un tercer Estado".

Con relación a la no existencia de conflictos limítrofes a lo largo de la cordillera de Los Andes, deben mencionarse dos acontecimientos que no tuvieron carácter litigioso: una incursión de carabineros chilenos en la zona del Lago del Desierto (1965) y el arbitraje de Río Encuentro Chubut en 1967.

 

1.5.2 Arbitraje sobre demarcación y no sobre límites ya establecidos.

1954

Chile y el instituto Geográfico militar de Chile acepta lo concerniente a los acuerdos (1881 y 1893).

 

1957

Chile retira de circulación sus cartas oficiales concordantes con las argentinas haciendo desaparecer las Altas Cumbres Divisorias De Aguas a perpetuidad. Ello no implica controversia porque no existe reclamación diplomática o al menos conocida, dirigida al gobierno argentino, solicitando la revisión de límites ( 1881 y demás protocolos) trazando nuevos límites al este de lo que correspondía (en territorio argentino) (VER GRAFICO 2 en MAPAS).

 

1981

El juez Kramer encarcela a militares chilenos que penetraron en territorio argentino. Interviene el Sr. Brigadier Mayor Carlos W. Pastor.

 

1.5.3 Tratado De Paz y de Amistad de 1984.

Otro asunto solucionado en este siglo fue el concerniente a la llamada cuestión del Beagle. La disputa en el Canal del Beagle surgió inicialmente por la jurisdicción de las islas Picton, Nueva y Lennox. Pero luego se fue ampliando hasta comprender el sector oceánico extendido entre la isla de los Estados y el cabo de Hornos.

En 1961 se intentó un arbitraje por las islas Picton y Nueva. En 1971 se acordó un compromiso arbitral por las islas Picton, Nueva y Lennox, que dio origen al laudo de la Corona inglesa de 1977, favorable a Chile y no aceptado por nuestro país en 1978. Se recurrió entonces a la mediación papal. En 1980 hubo una propuesta papal que fue un paso de la mediación desarrollada entre 1979 y 1984. en ese año, ambos países llegaron a un acuerdo por el "Tratado de Paz y Amistad". En su preámbulo establece: "teniendo presente el tratado de límites de 1881, fundamento inconmovible entre las Repúblicas de Argentina y Chile, y sus instrumentos complementarios y declaratorios...".

Las islas disputadas quedaron bajo soberanía chilena.

 

1.6 Periodo de 1990 hasta el presente.

1.6.1 Sucesión de acontecimientos.

29 de Agosto de 1990: Menem y Aylwin dan instrucciones a la Comisión Mixta Argentino-chilena para la demarcación, es decir colocar los hitos sobre lo establecido en acuerdos y protocolos que son leyes en ambas naciones: Altas cumbre divisorias de aguas a perpetuidad. Nada parecía obstaculizar la demarcación.

12 de Septiembre de 1990: reunión de la Comisión Mixta: Miró (Argentina) e Illanes (Chile) hicieron el borrador de 24 puntos a demarcar. Ambos informan a las respectivas chancillerías el acuerdo para demarcar.

21 de Enero de 1991: Carignano instruye a Miró para demarcar los 24 puntos, siguiendo acta de 1898 ( Perito Moreno y Barros Arana).

10 y 12 de Febrero de 1991: Miró informa a Guido Di Tella y a Olima el acuerdo sobre demarcación.

Julio de 1991: son citados Miró y asesores por el Vice canciller Olima para informarles sobre la poligonal.

2 de Agosto de 1991: se reúnen Menem y Aylwin en Chile e informan: a) arbitraje del Lago del Desierto; b) Poligonal de Hielos Continentales Patagónicos; c) 22 puntos menores resueltos (VER GRÁFICO 3 MAPAS).

Opina el Senador Avelín al respecto de estos sucesos: se marginaron acuerdos, protocolos, altas cumbres, divisorias de aguas y todo antecedente histórico, jurídico, geográfico y de derecho.

Se sepultó la Pacta Sunt Servanda los tratados deben ser respetados de buena fe (Convención de Viena sobre los derechos de los Tratados).

No se consultó: al instituto de Hielos continentales Patagónicos (Coronel R.E. Emiliano Huerta); Instituto Geográfico Militar; Academia Nacional de Geografía; A Santa Cruz y a su Constitución (art. 103 inc. 16); a la Comisión mixta; Organismos especializados"

 

1.6.2 Se firma la Declaración de Santiago. Estudio de los puntos sin demarcar. (1990)

AÑO 1990

(29 de Agosto) Se reúnen los presidentes Menem y Aylwin y emiten la llamada Declaración de Santiago. Por la misma en los puntos 16 y 17 se imparten instrucciones a la COMIX para acelerar los trabajos de terreno en virtud de lo dispuesto por el artículo 1ro. del Protocolo de 1941, y se le fija a la misma un plazo de 60 días para que eleve un informe completo sobre el estado de situación de las cuestiones pendientes vinculadas a la demarcación.

El 12 de Septiembre la COMIX emite el Acta Nº 132 en respuesta a las instrucciones impartidas por la declaración de Santiago. Se definen 24 puntos donde falta demarcación, de los cuales 23 puntos ya han sido acordados.

Los 24 puntos sin demarcación son:

  • Cerro Negro o Volcán (Pcia. La Rioja)
  • Cumbre Sur de la Corrida de Corl (Pcia. La Rioja)
  • Cerro Bayo (Pcia. La Rioja)
  • Cerro Agua de la Falda (Pcia. La Rioja)
  • Cerro hito San Francisco y Cerro Tres Cruces (Pcia. Catamarca)
  • Cerro Puntiagudo y Lamas (Pcia. San Juan)
  • Cerro Dos Hermanas (Pcia. San Juan)
  • Cerro De los Patos (Pcia. San Juan)
  • Volcán Tupungato o Bravard (Pcia. Mendoza)
  • Cerro de las Polleras (Pcia. Mendoza)
  • Ventisquero del Río del Plomo (Pcia. Mend.)
  • Cerro Mora (Pcia. Mendoza)
  • Volcán Copahue (Pcia. Neuquén)
  • Cerro Pehue (Pcia. Neuquén)
  • Cerro Palmun (Pcia. Neuquén)
  • Cerro Campana (Pcia. Neuquén)
  • Cerro Pantojo (Pcia. Neuquén)
  • Cerro Volcánico (Pcia. Río Negro)
  • Cerro Cap (Pcia. Río Negro)
  • Cerro "W" y Tres Hermanos (Pcia. Santa Cruz)
  • Laguna del Desierto (Pcia. Santa Cruz) {Arbitraje}
  • Hielos Continentales (Pcia. Santa Cruz) {En litigio}
  • De Cerro Daudet a Sierra Baguales (Pcia. Santa Cruz)
  • Hito en la orilla norte del Canal de Beagle (Pcia. de Tierra del Fuego)

 

1.6.3 Firma del pacto para utilizar la Poligonal sobre Hielos Continetales. (1991)

AÑO 1991

El 31 de enero de 1991 el Secretario Carignano le ordena al titular argentino de la Comisión de Límites, el General (R) Luis María Miro, tome contacto con su par chileno a los efectos de acelerar las tareas de demarcación; otras versiones indican que dicha orden era la de efectivizar demarcación (es decir colocar los hitos de frontera) siguiendo las actas de 1898.

El 10 y 12 de febrero se reúnen en Punta Arenas la Comisión Mixta de Límites Argentino-Chilena. Se analizan las soluciones técnicas para la demarcación de los 24 puntos pendientes. Con respecto a Hielos Continentales, el delegado chileno expresó: "Deben respetarse, para su demarcación las Actas de 1898. Deben incluirse el punto 49º del Cordón Mariano Moreno. Necesidad de disponer cuanto antes, de la cartografía de escala adecuada para cumplir con todas las tareas técnicas en la ejecución de la demarcación".

El 18 de febrero el General (R) Miró eleva al nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Guido Di Tella, -hasta ese momento se había desempeñado en esa cartera Domingo Cavallo-, el informe con el resultado de la reunión de Punta Arenas.

El 2 de Agosto los presidentes Menem y Aylwin firman el Acuerdo por el cual se traza una línea poligonal sobre territorio Argentino por lo que se cede a Chile, 1057 kilómetros cuadrados del Parque Nacional Los Glaciares.

 

LINEA POLIGONAL 1991

A partir del acuerdo firmado entre los dos países para establecer como límite esta línea poligonal en la zona de Hielos Continentales, surge como primera pregunta ¿ Qué es la línea poligonal ?, y como segunda ¿ Por qué de su implementación ?

Para poder responder a la primera debemos conocer las características geográficas de la zona, una vez conocido esto, diremos que la poligonal es una línea quebrada que hace vértice en algunos cerros de baja altura y ésta parte las laderas de otros.

Esta línea nace en la cima del monte Fitz Roy, en línea recta hasta un punto innominado (2.584 mts. de altura), desde aquí hasta en cerro Puntudo, pasando por los cerros Torino, El Roma, el cerro Inmaculado, el cerro Dos Picos, el cerro Teniente Feilberg, el cerro Gemelo, un punto innominado mas al sur, el monte Stokes, y llegando por último al cerro Daudet.

La línea que une estos cerros y puntos establecidos es siempre recta, lo que no respeta las vertientes de aguas (divisorias de aguas establecida). Además esta división se realiza sobre cerros y puntos que se hallan muy al este del límite que se encuentra asentado y establecido por la República Argentina cediendo 1057 km2 y muchos de los recursos patagónicos. Por el contrario para Chile, esta línea poligonal se encuentra, paradójicamente, muy al oeste de su límite pretendido, para ellos también es una entrega territorial de 1238 km2.

En cuanto a la segunda pregunta muchos son los argumentos que se emitieron desde la Cancillería Argentina para justificar esta arbitrariedad. Entre estos se escucharon mencionar los inconvenientes de acceder a la zona (se encuentra demostrado que la zona se puede cruzar a pie en 3 días, el dinero y el tiempo, los medios técnicos para la demarcación (las nuevas tecnologías permiten realizar una demarcación precisa), etc.
 

Entre 1992 y 1996.

Ambos Poderes Ejecutivos presentan el Proyecto de Aprobación del Acuerdo y su Protocolo Adicional a los respectivos Parlamentos sin conseguir su aprobación.

 

PROYECTO DE LEY PROTOCOLO ADICIONAL.

Este protocolo, no modifica, resta ni complementa las graves consecuencias del Protocolo específico adicional mencionado ut supra.

PODER EJECUTIVO Buenos Aires, 10 de diciembre de 1996. Al Honorable Congreso de la Nación : Tengo el agrado de dirigirme a vuestra honorabilidad con el objeto de someter a su consideración un proyecto de ley tendiente a la aprobación del Protocolo Adicional al Acuerdo para Precisar el Límite en la Zona Comprendida entre el Monte Fitz Roy y el Cerro Daudet, suscripto por la República Argentina y la República de Chile en Santiago ( República de Chile ) el 10 de diciembre de 1996. El protocolo cuya aprobación se solicita tiene como propósito aclarar los alcances del "Acuerdo entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la República de Chile para Precisar el Límite en la Zona Comprendida entre el Monte Fitz Roy y el Cerro Daudet", suscripto en Buenos Aires el 2 de agosto de 1991. Por el presente protocolo, se establece que el mencionado acuerdo no tendrá incidencia alguna en la utilización de los recursos hídricos que en forma directa o indirecta, nutren los caudales de los glaciares de la zona. En virtud de ello, las partes se reconocen el derecho de utilizar los recursos hídricos dentro de sus respectivos territorios, conforme a sus necesidades, siempre que no se cause perjuicio a la otra. Las partes se comprometen a evitar cualquier forma de contaminación de sus sistemas fluviales y lacustre y a conservar los recursos ecológicos de sus cuencas comunes en las zonas de sus respectivas jurisdicciones. Por el presente protocolo las partes coinciden en que el acuerdo del 2 de agosto de 1991, no tiene influencia ni vinculación alguna con las reclamaciones de soberanía territorial y marítima de la República Argentina y de la República de Chile en la Antártida, no pudiendo afectar las respectivas posiciones en cuanto a los límites y la extensión de sus reclamaciones de soberanía territorial y marítima. Asimismo, las partes ratifican lo expresado en el acuerdo del 2 de agosto de 1991, en el sentido de que lo allí convenido constituye una solución particular para un tramo del límite internacional entre los dos países, con características singulares y específicas, por lo que los principios en los que se asienta y los métodos, no podrán invocarse ni utilizarse como precedente en ningún tema vinculado con las relaciones entre los dos países, para lo cual reafirman la plena vigencia del Tratado de Límites del 23 de julio de 1881 y del protocolo del 1° de mayo de 1893. Ambas partes se comprometen además, a otorgar facilidades especiales de acceso, tránsito y permanencia temporaria a las personas y grupos procedentes del otro país que deseen acceder a la zona de hielos aledaña al límite internacional con fines científicos, de turismo no contaminante y deportivos, por vía terrestre o aérea, de conformidad con sus leyes y reglamentos. Las partes convienen en actuar en forma coordinada en la protección y preservación del medio ambiente en la zona mencionada, respetando sus recursos naturales y paisajísticos y asegurando que se implementen las medidas necesarias para evitar la contaminación presente de cualquier fuente. Asimismo, ambos gobiernos ratifican lo dispuesto en el protocolo del 1° de mayo de 1893 y del Tratado de Límites del 23 de julio de 1881, en el sentido que la soberanía de cada Estado sobre el litoral respectivo es absoluta, de manera que la República de Chile no puede pretender punto alguno hacia el Atlántico ni la República Argentina puede pretenderlo hacia el Pacífico. Lo dispuesto en el acuerdo del 2 de agosto de 1991 en nada afectará el carácter de punto indiscutido de la frontera común que tiene el monte Fitz Roy, ni el acceso que ambas partes deben tener al mismo. Dios guarde a vuestra honorabilidad. Mensaje 1.429. Carlos S. Menem. Guido Di Tella - Jorge A. Rodríguez. PROYECTO DE LEY El Senado y la Cámara de Diputados,... Artículo 1° - Apruébese el Protocolo del Acuerdo Adicional para Precisar el Límite en la Zona Comprendida entre el Monte Fitz Roy y el Cerro Daudet, suscrito por la República Argentina y la República de Chile en Santiago ( República de Chile ) el 10 de diciembre de 1996, que consta de nueve (9) puntos cuyas fotocopias autenticadas forman parte de la presente ley. Artículo 2° - Comuníquese al Poder Ejecutivo. ..................- A las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Defensa Nacional. Carlos S. Menem. Guido Di Tella - Jorge A. Rodríguez........

 

NOTA PERIODÍSTICA PUBLICADA EN CHILE

EL MERCURIO, Martes 10 de diciembre de 1996

De esta manera, Argentina y Chile darán un decisivo paso en pos de la ratificación del Tratado sobre Hielos Continentales con la firma de un Protocolo Adicional, destinado a mejorar la comprensión parlamentaria del acuerdo que firmaron en 1991 los presidentes Carlos Menem y Patricio Aylwin. El Tratado que demarca la zona patagónica de los Hielos Continentales fue firmado en 1991, pero desde entonces está pendiente de ratificación parlamentaria en los dos países. Este convenio estableció una línea poligonal para fijar los límites, que divide la zona de los Hielos Continentales, de tal forma que 1.238 kilómetros quedan para la Argentina y 1.057 para Chile. El acuerdo pone fin a la última controversia limítrofe en la extensa frontera argentino-chilena. Menem y Aylwin, también en 1991, sellaron acuerdos respecto de otros 22 pasos fronterizos, en tanto que en 1994 un fallo arbitral favoreció la posición argentina en el caso de Laguna del Desierto. El Protocolo Adicional nació luego de que se iniciaron consultas entre parlamentarios argentinos y chilenos y tiende a eliminar cualquier posibilidad de reclamación posterior por parte de los dos países. El Protocolo, que consta de nueve puntos, establece que el acuerdo no tendrá incidencia sobre los recursos hídricos, y se garantiza que serán preservados de la contaminación o de modificaciones de los cursos o caudales. Además, se descartan incidencias sobre las reclamaciones antárticas y otros sectores de la frontera común, con lo que se reafirma la plena vigencia del Tratado de Límites de 1881 y el Protocolo de 1893. Ambos Estados se comprometen a facilitar el tránsito y la integración; a resguardar los parques nacionales en ambos lados de la línea; y se ratifica la soberanía argentina hacia el Atlántico y la chilena al Pacífico en sus respectivos territorios. Asimismo se enfatiza la promoción de la integración física y económica entre ambos países, objetivo destacado por ambas partes.

 

 

La República Argentina y la República de Chile, en adelante las Partes;

Deseosas de completar la demarcación de la frontera común;

Teniendo presente el Tratado de Límites de fecha 23 de julio de 1881, el Protocolo de fecha 19 de mayo de 1893 y demás instrumentos aplicables en la materia objeto del presente Acuerdo;

Recordando los propósitos señalados en la Declaración Presidencial de fecha 2 de agosto de 1991;

Decididas a intensificar las relaciones de vecindad que se expresan en una auténtica y efectiva integración;

 

Acuerdan:

Artículo I

Las Partes, con el fin de precisar el recorrido del límite entre ambos países desde el Monte Fitz Roy hasta el Cerro Daudet, establecen dos secciones conforme a lo que se indica a continuación

Sección A

Desde el Cerro Murallón hasta el Cerro Daudet.

La línea del límite queda determinada de la siguiente manera: partiendo desde el Cerro Murallón la línea sigue la divisoria de aguas que pasa por los cerros Torino Este, Bertrand-Agassiz Norte, Agassiz Sur, Bolados, Onelli Central, Spegazzini Norte, y Spegazzini Sur.

A partir del cerro Spegazzini Sur, la línea prosigue mediante segmentos de recta que unen, sucesivamente, los puntos señalados con las letras A, B, C, D, E, F, G, H, I y J.

Entre el punto J y el identificado con la letra K la línea corre por la divisoria de aguas determinada por ambos puntos. Desde el punto K la línea continúa mediante segmentos de recta que unen los puntos identificados con las letras L y M.

Desde el punto M la línea sigue por la divisoria de aguas hasta el punto señalado con la letra N, desde donde continúa por la divisoria de aguas que une este último punto con los cerros Pietrobelli, Cardener, Cacique Casimiro y el punto Ñ. Enseguida, mediante un segmento de recta la línea alcanza el punto identificado con la letra 0.

Desde el punto 0 la línea se dirige por medio de un segmento de recta al cerro Teniente Feilberg, desde donde prosigue por la divisoria de aguas que la conduce hasta el punto identificado con la letra P.

Desde el punto P la línea prosigue uniendo, mediante segmentos de recta, el punto Q, el cerro Stokes, los puntos R. S. T. y el cerro Daudet, donde termina su recorrido.

Las coordenadas de los puntos antes indicados figuran en el Anexo 1 del presente Acuerdo. La traza antes descrita, que ha sido representada en la imagen satelital Spot (escenas panorámicas), escala 1:100.000, se incluye a modo ilustrativo y referencial en el Anexo 11 * del presente Acuerdo.

Para la demarcación en el terreno las Partes encomiendan a la Comisión Mixta de Límites Argentina-Chile, conforme a lo dispuesto en el Protocolo de Reposición y Colocación de Hitos en la Frontera Argentino-Chilena de fecha 16 de abril de 1941 y en el plan de, Trabajos y Disposiciones Generales, la realización de los levantamientos a fin de confeccionar conjuntamente una carta a escala 1:50.000 como requisito imprescindible para llevar a cabo la referida demarcación.

 

Sección B

Desde la cumbre del Monte Fitz Roy hasta el Cerro Murallón.

Desde la cumbre del Monte Fitz Roy la línea descenderá por la divisoria de aguas hasta un punto de coordenadas X = 4541630 Y = 1424.600. De allí proseguirá en línea recta hasta un punto situado en coordenadas X= 4.540.950 Y = 1.421.200, siendo la traza descripta representada en la imagen satelital Spot (escenas panorámicas), escala 1:100.000, que se incluye a modo ilustrativo y referencial en el Anexo II * del presente Acuerdo.

Desde el último punto indicado en el párrafo precedente la línea seguirá por el paralelo del lugar hacia el Occidente, y será trazada dando cumplimiento a lo dispuesto en los instrumentos aplicables que se establecen en el Protocolo sobre Reposición y Colocación de Hitos en la Frontera Argentino-Chilena de fecha 16 de abril de 1941 y en el Plan de Trabajos y Disposiciones Generales que rige a la Comisión Mixta de limites Argentina-Chile, en particular el Punto 1.21 de este último.

En el área determinada entre les paralelos de Latitud Sur 49'10'00’’ y 49’47'30" y los meridianos de Longitud Oeste 73’38'00" y 72'59'00", según sistema de coordenadas geográficas Campo Inchauspe 1969 ' las Partes encomiendan a la Comisión Mixta de Límites Argentina-Chile la realización del levantamiento a fin de confeccionar conjuntamente la carta a escala 1:50.000, conforme a lo dispuesto en el citado Protocolo de 1941 y en sus documentos conexos. Dicho levantamiento cartográfico en la mencionada escala constituirá un requisito imprescindible para si llevar a cabo la demarcación en el terreno.

Los coordenadas señaladas precedentemente figuran en el Anexo I * del presente Acuerdo en el sistema WGS 84.

En este sector no será aplicable el Protocolo Específico Adicional sobre Recursos Hídricos Compartidos de fecha 2 de agosto de 1991.

 

Artículo II

Las coordenadas de la Sección A indicadas en el Anexo I* del presente Acuerdo, corresponden a valores establecidos por los sistemas de proyección Conforme Gauss Krugger Datum Geodésico Campo Inchauspe 1969 y WGS 84.

En la Sección B establecida en el Artículo 1 del presente Acuerdo, los valores de las coordenadas a partir del Monte Fitz Roy están referidos al Punto Astronómico Hito 62 de la Comisión Mixta de Límites Argentina-Chile. En el Anexo I * se indican estas últimas coordenadas en dicho sistema y en el sistema WGS 84.

 

Artículo III

En el marco del presente Acuerdo las Partes declaran que todas las aguas que fluyen hacia y desaguan por el río Santa Cruz serán consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República Argentina. Asimismo, serán consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República de Chile las aguas que fluyan hacia los fiordos oceánicos.

Cada Parte se compromete a no alterar, en cantidad y calidad, los recursos hídricos exclusivos que corresponden a la otra Parte en virtud del presente Acuerdo.

Artículo IV

Las Partes cooperarán estrechamente a fin de aplicar estrictas medidas de protección del medio ambiente en el sector objeto del presente Acuerdo y promoverán actividades científicas conjuntas y otros usos susceptibles de realizarse acorde con las características naturales de las áreas protegidas, conforme a las disposiciones del Tratado sobre Medio Ambiente de fecha 2 de agosto de 1991.

Artículo V

Las Partes se comprometen a adoptar medidas eficaces para prevenir y enfrentar situaciones de emergencia y catástrofes que pudieran sobrevenir y que, afecten las actividades que se realicen en el sector objeto del presente Acuerdo. En virtud de estas medidas se facilitarán los medios de auxilio más adecuados disponibles, de acuerdo con los procedimientos vigentes. 

Artículo VI

Forman parte integrante del presente Acuerdo, los Anexos 1 y II.

Artículo VII

El presente Acuerdo entrará en vigor en la fecha del canje de los instrumentos de ratificación.

Hecho en la ciudad de Buenos Aires, a los dieciséis días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y ocho, en dos ejemplares del mismo tenor, siendo ambos igualmente auténticos.

El antecedente de la sanción de la Honorable Cámara de Diputados corresponde al mensaje 1.473 del Poder Ejecutivo de fecha 16 de diciembre de 1998.

 

1997

El presidente Carlos S. Menem busca apoyo de la Santa Sede para que el Papa Juan Pablo II interceda ante los Congresos buscando la aprobación del Proyecto de Ley. No logra su objetivo.

Posteriormente, la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación hace una publicación aclarando este punto en cuestión.

PUBLICACIÓN, PRESIDENCIA DE LA NACION

SECRETARIA DE PRENSA Y DIFUSION

AÑO 1997 Hielos Continentales.

A raíz de una información incorrectamente titulada por un diario del interior y distribuida luego a otros medios por agencias de noticias, se informó equivocadamente -dando como fuente al Canciller Guido Di Tella- que, en su visita a El Vaticano, el presidente Carlos Menem pediría al Papa "que concilie en los Hielos". Dicha información no coincide con las declaraciones del Canciller, quien se limitó a decir que "es muy posible que el presidente Menem hable con el Papa sobre los Hielos Continentales", a recordar el rol histórico del Vaticano en la resolución de cuestiones limítrofes con Chile y a señalar que "la comisión de conciliación tiene que estar organizada permanentemente". Estas declaraciones no dan pie al título que provocó el equívoco informativo.

La Cancillería no está impulsando en esta instancia ninguna conciliación, sino aguardando que los Congresos de Argentina y Chile traten el Acuerdo y el protocolo complementario sobre Hielos Continentales suscriptos por los presidentes de ambos países.

La Comisión Permanente de Conciliación, contemplada en el Tratado de Paz y Amistad de 1984, estuvo constituida en forma permanente hasta 1996, cuando venció el mandato de los representantes designados por Argentina y Chile y falleció el presidente de la Comisión, el jurista uruguayo Jiménez de Aréchaga. Ahora nuevamente Argentina y Chile han designado representantes y resta acordar el Presidente. La Argentina sugiere que un representante de El Vaticano presida dicha Comisión. A este punto se refirió el Canciller Di Tella en sus declaraciones.

Buenos Aires, 12 de Septiembre de 1997

 

AÑO 1998.

PRESENTACIÓN DEL PROYECTO DE LEY DEL ACUERDO PARA PRECISAR LÍMITES ENTRE LOS CERROS FITZ ROY Y DAUDET DE 1998.

APOYOS INSTITUCIONALES

El nuevo tratado implica un cambio y una mejora sustantiva respecto del acuerdo anterior. Prueba de ello está en el altísimo grado de consenso que este tratado concita entre casi todas las fuerzas políticas y por el apoyo recibido desde instituciones, sectores profesionales, técnicos militares, etc. Mucho de los cuales fueron grandes críticos del acuerdo de 1991.

 

EXISTENCIA DEL CONFLICTO.

Se ha comentado que este conflicto no existía con antelación a 1991basándose en el hecho de que no existe documentación de carácter oficial en la cual haya quedado cristalizada una controversia limítrofe entre la zona del Fitz Roy y el Stokes.

Pero, no se ha podido llevar a cabo la demarcación sobre el terreno del límite del área. Y en el caso de que se hubiere instruido a la comisión mixta argentino-chilena afín de que comenzara la demarcación la diferencia hubiere surgido inmediatamente.

El acuerdo firmado por los cancilleres de Argentina y Chile en Buenos Aires en Diciembre de 1998 y que ya obtuviere media sanción en la Cámara de Diputados de Argentina y en el Senado chileno, consta de siete artículos y dos anexos. Los puntos principales son los siguientes: art. 1 sección A desde el cerro Murallón hacia el sur, hasta el cerro Daudet; sección B desde el cerro Fitz Roy hacia el sur hacia el cerro Murallón. También aclara que en este sector no se aplicará el protocolo específico adicional sobre recursos hídricos compartidos de 1991.

 

PUBLICACIÓN EN DIARIO DE CORDOBA.

Córdoba, República Argentina. Viernes 26 de junio de 1998.

EL ULTIMO CONFLICTO
El límite con Chile en los Hielos se negociará por tramos


Luego del fracaso parlamentario del tratado que establecía una línea poligonal, los gobiernos de Argentina y Chile acelerarán los pasos para un nuevo acuerdo limítrofe en la zona de los Hielos Continentales, que intentarán tener listos antes de 1999.
La nueva delimitación de la frontera se realizaría de una forma completamente distinta a la que se utilizó en 1991, cuando se dividió con una línea recta la zona en disputa, que derivó en el tratado suscripto por el presidente argentino, Carlos Menem, y el entonces mandatario chileno, Patricio Aylwin. Tras siete años de polémicas a ambos lados de los Andes, ese acuerdo fue rechazado en el Parlamento chileno y en el Congreso argentino se le pidió al gobierno que retire el pliego.
El nuevo mecanismo para superar el último diferendo limítrofe con Chile consiste en negociar tramo por tramo los 200 kilómetros en disputa. Para ello se utilizarán instrumentos de alta tecnología, que no existían en 1991, para ir determinando en cada sector la línea de frontera. Al no haber altas cumbres en la región, se dificulta la tarea de delimitación.
La preocupación de los negociadores argentinos es cuidar las nacientes de aguas en la zona de los glaciales.
Esta nueva demarcación de frontera sería plasmada en un tratado o un protocolo, procurando no contradecir los acuerdos diplomáticos anteriores.

Apuros distintos

Por diferentes razones, en la Casa Rosada y en el Palacio de la Moneda hay premura en superar definitivamente el último conflicto limítrofe.
En la Argentina, Menem quiere cerrar el tema para sumarlo en su discurso de campaña en favor de la re-reelección y promocionarse como el Presidente que solucionó los conflictos limítrofes con Chile. Además, los representantes de la Alianza han hecho señales claras de que pretenden que la cuestión esté resuelta antes de diciembre de 1999, por si les toca asumir el gobierno en esa fecha.
En Chile, Eduardo Freí necesita cerrar las disputas territoriales para allanar el camino de ingreso al Mercosur, ya que un diferendo limítrofe condicionaría su participación en el Mercado Común.
También hay otros elementos que abonan la posibilidad de acelerar el acuerdo: el buen diálogo entre ambas cancillerías y la fluida relación del PJ y la Alianza con la Concertación, la coalición gobernante de Chile.
Además, el elevado nivel de intercambio económico entre los dos países determinan que no haya mucho margen para disputas de territorio. Un ejemplo de ello lo constituye que cuando se firmó el Tratado de 1991 las inversiones chilenas eran de 500 millones de dólares, mientras que actualmente superan los seis mil millones.

Menem, confiado

Menem sostuvo ayer en Moscú que la diferencia por los Hielos Continentales se solucionará a través del diálogo, "como corresponde entre países vecinos". Dijo, además, que no está preocupado por el fracaso del tratado por los Hielos en el Congreso y pidió tiempo para analizar detenidamente el tema.
"De esto hay para rato, todavía no hay nada; hay una serie de conversaciones pero no se sabe absolutamente nada y hasta que no tengamos una información acabada de ambos parlamentos prefiero no abrir juicio", dijo el jefe del Estado.
Por su lado, el vicecanciller, Andrés Cisneros, confirmó que se puede llegar a "un nuevo acuerdo rápidamente". El diplomático opinó que la decisión de la comisión de Relaciones Exteriores de Diputados de pedir al gobierno que retire del Congreso el acuerdo de 1991 no afecta las relaciones con el país vecino.
En tanto, el diputado radical Marcelo Stubrin _autor del proyecto para rechazar el tratado de Menem y Aylwin_ afirmó que "la poligonal murió" y agregó que ese trazado debe ser "reemplazado por una línea racional basada en la geografía y en el diferente paisaje, que respete los tratados anteriores". Remarcó además que "ninguna potencia de la Tierra, ni las líderes del proceso de globalización, son generosos con sus tierras, ni con un milímetro", y agregó que los legisladores no son "nacionalistas xenófobos por querer un límite permanente".

CORDOBA, 26/06/1998

 

AÑO 1999

LA NACION LINE. 19/02/99 Política

Hielos: será aprobado en abril En la primera semana de abril, los congresos de la Argentina y de Chile darán la sanción definitiva al acuerdo por los hielos continentales que terminará con el último conflicto limítrofe entre ambos países. Así lo acordaron, el lunes último, legisladores chilenos y argentinos en una reunión improvisada a bordo del destructor Blanco Encalada, donde los presidentes Carlos Menem y Eduardo Freí se encontraron para evocar un encuentro similar realizado hace un siglo por sus pares de entonces Julio Argentino Roca y Federico Errázuriz. Con el estrecho de Magallanes como escenario, el titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, senador Eduardo Menem (PJ-La Rioja), les propuso a sus pares trasandinos un "tratamiento simultáneo" en la Cámara de Diputados de Chile y en el Senado argentino. Según confirmaron a La Nación voceros del hermano del Presidente, los senadores Adolfo Zaldívar Larraín y Jaime Gazmuri, así como el diputado Edgardo Rivero, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja chilena, aceptaron "de buen grado" coordinar esfuerzos para darle a este acuerdo la relevancia legislativa que merece. Previamente, el tratado deberá ser aprobado por el Senado chileno, que ya fijó fecha para el 3 del mes próximo. Para cumplir con el nuevo cronograma y esperar a los "hermanos diputados chilenos", la Cámara alta argentina postergará un mes el tratamiento del tema. El trámite en nuestro país está más avanzado. La Cámara de Diputados sancionó, en diciembre último, el acuerdo firmado entre Menem y Freí unas semanas antes. Después de la parálisis Tras siete años de parálisis en el Congreso, diputados peronistas y radicales lograron destrabar la solución del diferendo fronterizo, mediante la elaboración de una propuesta que suplantó al resistido método de la poligonal de 1991. El expediente aguarda ahora su turno en el Senado, donde la comisión que preside Eduardo Menem ya tiene elaborado un predictamen firmado por todos los legisladores peronistas. Se descuenta que el bloque radical acompañará la iniciativa. De todas formas hay algunos senadores, como Luis León (UCR-Chaco), que consideran que éste no es el acuerdo "ideal". Todavía no se pronunciaron los senadores santacruceños que responden a la diputada Cristina Fernández de Kirchner, que en su momento votó en contra del acuerdo. Luego de que ambos congresos ratifiquen el tratado que considera los límites de 230 kilómetros de frontera, una comisión de límites binacional iniciará la tarea de delimitación de la zona norte que quedó inconclusa. Este proceso insumirá, al menos, dos o tres años, por lo cual nadie se anima hoy a pronosticar qué país resultó ganador con la nueva negociación.

 

 

APROBACIÓN DEL PROYECTO SOBRE HIELOS CONTINENTALES.

DIRECCION PUBLICACIONES

ORDENES DEL DIA

CONGRESO NACIONAL

CAMARA DE SENADORES

SESIONES ORDINARIAS DE 1999

ORDEN DEL DIA N° 134

Impreso el día 23 de abril de 1999

SUMARIO

 

COMISION DE RELACIONES

EXTERIORES Y CULTO

 

Dictamen en el proyecto de ley venido en revisión por el que se aprueba el acuerdo para precisar el recorrido del límite con Chile desde el monte Fitz Roy hasta el cerro Daudet. (C D-160/98.)

 

Dictamen de comisión

Honorable Senado:

Vuestra Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, ha considerado el proyecto de ley, en revisión, aprobando el acuerdo con la República de Chile para precisar el recorrido del límite desde el mente Fitz Roy hasta el cerro Daudet, suscripto en Buenos Aires, República Argentina, el 16 de diciembre de 1998; y, por las razones que se expresan a continuación y las que dará el miembro informante, os aconseja su aprobación.

Los años transcurridos desde la firma del tratado de 1991, y la aprobación por parte de la Honorable Cámara de Diputados del proyecto de declaración, mediante el cual se solicitó su retiro del Congreso, nos situaron ante la necesidad de buscar una nueva alternativa que representará, ahora sí, el más amplio y posible consenso, entre legisladores, académicos, instituciones vinculadas a la cuestión y la opinión pública.

El compromiso asumido por los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Honorable Cámara de Diputados, asistidos por la Academia Nacional de Geografía, la Comisión Nacional de Límites, el Instituto Nacional del Hielo Continental Patagónico, la Comisión Nacional de Actividades Aeroespaciales, el Instituto Geográfico Militar, el Estado Mayor Conjunto, entre otras destacadas y prestigiosas instituciones, logró junto con los esfuerzos de nuestra Cancillería, consolidar el consenso para la realización del tratado que hoy proponemos aprobar.

Al analizar la cuestión de los hielos continentales, vemos que intervienen diversos factores, tales como: la existencia de precedentes jurídicos, geográficos y técnicos y el cabal conocimiento de las situaciones políticas que enmarcan la resolución de las controversias limítrofes entre ambos países y que son de primordial importancia para comprender la problemática en torno a este tema. La existencia de dichos precedentes nos sea que debemos analizar esta situación concreta a partir de la existencia de dos posiciones, una Argentina y otra chilena, respecto al recorrido de la línea del límite entre el monte Fitz Roy y el cerro Daudet.

La posición Argentina encuentra su fundamento jurídico en que el recorrido de la línea limítrofe debe seguir por la divisoria de agua continental en la zona de los hielos continentales, partiendo de monte Fitz Roy hace transcurrir dicha línea hasta un punto en la divisoria de aguas continentales al noroeste del lago Viedma, el cordón Mariano Moreno, los cerros Murallón, Bertuand, Agassiz, Dos Codos, cerro Píetrobellí, monte Stokes y cerro Daudet.

Por otro lado, según la posición chilena, la línea limítrofe une la cumbre del monte Fitz Roy con el cordón Adela y pasa por los cerros Torre, Ñato, Grande, Campana, Huemul, Murallón, Bertrand, Oasis, Bolados, Peineta, Mayo y Daudet.

Esta situación ha dado origen a la existencia de una controversia internacional en los hielos continentales lo que es evidente a la luz del derecho internacional público y de la jurisprudencia internacional. La Corte Permanente de justicia Internacional identificó a la controversia, en su sentencia de 1924 sobre el caso Mavromatis, como "una diferencia o un desacuerdo sobre un punto de hecho, una contradicción de tesis jurídicas o de intereses entre dos sujetos de derecho".

Los mismos criterios para la identificación de una controversia fueron retomados por el alto tribunal internacional en el caso Lotus de 1927, y se encuentran reflejados actualmente en la doctrina de los más eminentes internacionalistas.

Una controversia implica la existencia de una discrepancia a una diferencia entre dos o más Estados que se refiere no sólo a cuestiones puramente jurídicas sino también a cuestiones de hecho, como lo son los límites entre dos Estados o el trazado de un punto limítrofe concreto.

Resulta sumamente claro que las situaciones de hecho (las cuales no están exentas de fundamentos jurídicos pueden dar lugar al establecimiento de una controversia internacional. Una controversia puede existir aun en los casos en que los títulos jurídicos otorguen toda la razón a una sola de las partes.

Es oportuno destacar, asimismo, que no siempre una controversia se encuentra expresamente plasmada en un instrumento escrito donde las Partes fijan su alcance v contenido. Una controversia puede manifestarse o surgir como consecuencia de simples conversaciones directas, por actas unilaterales de los Estados (como es la publicación de cartografía por una de las partes, presentación de una nota de protesta o rechazo) o por otros medios capaces de delimitar su verdadero contenido.

En el caso de los Hielos Continentales, se han dado las características de una controversia internacional que evidenciaron su existencia y alcance. La aplicación de criterios jurídicos y geográficos diferentes por la República Argentina y por la República de Chile para establecer el recorrido del límite internacional, la falta de concordancia en sus respectivas representaciones cartográficas, o el planteo de reservas y sus rechazos, ante una Asamblea celebrada en el marco de la Organización de las Naciones Unidas.

La existencia de una controversia en el caso de los Hielos Continentales, ha impedido llevar a cabo la demarcación sobre el terreno. Si ambos gobiernos hubieran ordenado a sus comisiones demarcadoras para que comenzaran el trabajo, cada comisión habría empezado su labor en direcciones diferentes para cumplir cm el criterio adoptado históricamente por cada país, los que se encontraban reflejados en su respectiva cartografía oficial llevar la controversia al seno de la Comisión Mixta de Límites Argentina-Chile, hubiera traído aparejada la profundización de la misma, poniendo a ambos Estados en una posición contraria a las obligaciones prescriptas en el Tratado de Paz y Amistad de 1984 donde la Argentina y Chile se han comprometido a no profundizar las diferencias existentes generando mayores conflictos.

La intención prevista en los Tratados y la realidad se encontraban disociadas en ese caso.

La dinámica planteada en 1991 llevó a ambos presidentes a resolver todos los problemas de límites pendientes, y a suscribir el compromiso arbitral sobre Laguna del Desierto, cuyo laudo del Tribunal Latinoamericano constituyó el único antecedente en que la República Argentina obtuvo el 100 % de la zona disputada.

El arbitraje de Laguna del Desierto trajo aparejadas las siguientes consecuencias en relación a la zona de los hielos continentales: 1) el monte Fitz Roy, ubicado en la vertiente atlántica de la cordillera, fue declarado hito natural y, como tal, debe ser considerado como punto obligatorio del límite entre la Argentina y Chile; 2) la única divisoria de aguas que une el monte Fitz Roy con la divisoria de aguas continentales al noroeste del lago Viedma ya está ocupada con el límite establecido por el laudo de Laguna del Desierto. Si se pretendiera establecer el recorrido del límite siguiendo dicha divisoria para unirlo con la divisoria de aguas continentales, se estaría dando el caso de que un límite pretendidamente internacional en realidad dividiría la misma jurisdicción soberana de sí misma.

Otra situación que requería del acuerdo de los Estados era la llegada y acceso al monte Stokes por parte de nuestro país. Al encontrarse en plena vertiente pacífica de la cordillera con la República de Chile los criterios que resguardaran los intereses históricos de nuestro país en relación a dicho monte.

Una consecuencia natural de la situación originada respecto de la localización del monte Fitz Roy y del monte Stokes en cuenca atlántica y pacífica respectivamente, fue la necesidad de abordar el sensible tema de los recursos hídricos. Se planteó la existencia de recursos hídricos compartidos que hubieran perjudicado el aprovechamiento y la planificación de nuestro país.

A partir de la ausencia de la voluntad política de aprobar el acuerdo de 1991, a fines de 1997 se trató de comenzar el replanteo de la cuestión. En diciembre de dicho año, los cancilleres de la Argentina y Chile emitieron. una declaración conjunta en la ciudad de Montevideo, mostrándose receptivos a nuevas propuestas constructivas y equilibradas.

Fundamentada en esta declaración, una serie de importantes personalidades de la ciencia argentina promovieron diversas reuniones a los efectos de explorar caminos alternativos que permitieran desbloquear la cuestión de los hielos continentales.

Posteriormente, la Cámara de Diputados de la Nación Argentina aprobó dos proyectos de declaración mediante los cuales solicitaron al Poder Ejecutivo, por un lado, el retiro del Tratado de 1991, y por el otro, una nueva negociación con Chile a fin de incorporar los siguientes criterios:

a) La aplicación del Tratado de 1881, el Protocolo de 1893, las Actas de 1898, el Laudo de 1902 y demás instrumentos conexos para la demarcación del sector en cuestión; b) la preservación del dominio exclusivo para la República Argentina de las aguas que fluyen hacia el océano Atlántico; e) la voluntad de acordar y definir con Chile la fijación de la frontera entre el cerro Fitz Roy y un punto situado al noroeste del lago Viedma, sobre la divisoria continental de aguas, no aplicando en ese tramo de frontera el Protocolo Específico Adicional sobre Recursos Hídricos compartidos del 2 de agosto de 1991; d) la adecuada aplicación del principio por el cual la Argentina no pretende punto alguno de acceso al océano Pacífico, en particular en la zona de los fiordos; e) la confección de la cartografía 1:50 000 según lo prescrito en el Protocolo de 1941, como paso previo para la realización de la oportuna demarcación de la zona: f) la Academia Nacional de Geografía debería asesorar a la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Honorable Cámara de Diputados en todo lo relacionado con los criterios.

A partir de la aprobación en el plenario del referido proyecto de declaración, el gobierno argentino inició contactos oficiales con la contraparte chilena (sobre el tenia de los Hielos Continentales), tomando corno parámetros esenciales los criterios aprobados por los legisladores.

De todo lo antedicho surgió indubitablemente que el problema de los Hielos Continentales no era una simple cuestión de demarcación en su totalidad. Todavía era necesario establecer mediante un acuerdo jurídico-político de delimitación con la República de Chile la salida del límite internacional desde el monte Fitz Roy hasta un punto al noroeste del lago Viedma. Al mismo tiempo resultaba imprescindible que el nueva acuerdo delimitara el sector correspondiente al monte Stokes.

Esta cuestión implicaba también acordar la resolución del tema de los recursos hídricos, esencial para las próximas pero no muy lejanas generaciones. Era necesario que el eventual acuerdo que se alcanzara en tomo a la delimitación de este sector retomara los cuestionamientos pendientes y previera para la República Argentinita la propiedad exclusiva, a todos los efectos, de los recursos hídricos provenientes de las nacientes del glaciar Viedma, los cuales, indefectiblemente y por razones netamente geográficas, como se ha visto, se encuentran en territorio chileno.

La realización de una misión especial a la zona de los Hielos Continentales con la participación de miembros de la Cancillería Argentina, junto a la Comisión Nacional de Límites, el Instituto Geográfico Militar, representantes del Estado Mayor Conjunto y personal de Gendarmería Nacional, permitió, entre otros elementos de significativa importancia a lo largo de todo el sector, constatar que el cerro Stokes no está en la divisoria de aguas continentales, sino que se encuentra al occidente de la misma.

Es a situación, como fuera expresado, produce una paradoja similar a aquella de la zona norte donde se encuentra el monto Fitz Roy, fuera de la divisoria de aguas continentales. En síntesis, sí se pretendía que la nueva traza del límite llegue al monte Stokes, era necesario arribar a un acuerdo de "delimitación" con Chile que así lo estableciera.

En toda negociación deben tomarse en consideración los intereses estratégicos de ambas partes, e intentar que los mismos puedan ser compatibilizados en esta senda y aprendiendo de la experiencia obtenida con el Tratado de 1991, la Cancillería trabajó conjuntamente y con el apoyó de académico prestigiosos, la Academia Nacional de Geografía, el Estado Mayor Conjunto, la Comisión Nacional de Límites, el Instituto Nacional del hielo Continental Patagónico, la Gendarmería Nacional y la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales entre, otras instituciones especializadas.

Es así como, conforme a los criterios establecidos por las resoluciones de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, el 16 de diciembre de 1998 se firmó en la ciudad de Buenos Aires el nuevo tratado referente al límite internacional en la zona, del Hielo Continental.

Se establecieron dos secciones en las cuales se deben realizar las tareas de la Comisión Mixta de Límites aplicando el Protocolo sobre Reposición y Colocación de Hitos en la Frontera Argentino- Chilena de 1941. En el sector norte denominada sección B, ambas partes llegaron a un acuerdo esencial estableciendo la forma en que la traza del límite debe salir desde el monte Fitz Roy y dirigirse hacia accidente en aplicación de los instrumentos bilaterales existentes. Así se fijaron los criterios de limitación imprescindibles para que, a partir de ellos, la Comisión Mixta de Límites pueda comenzar las tareas de "demarcación" dando cumplimiento a los tratados preexistentes y demás instrumentos aplicables.

En la sección A, al sur, las partes acordaron que desde el cerro Murallón el recorrido de la traza del límite seguirá. por la divisoria de aguas uniendo puntos prefijados y, al mismo tiempo, se establecieron aquellos tramos donde la línea del límite se aparta de. dicha divisoria con motivo de la existencia de los fiordos del Pacífico o de la llegada al monte Stokes en plena vertiente pacífica.

El nuevo tratado cuenta con una imagen satelital de la zona de los Hielos Continentales donde, a modo de anexo, figura el recorrido del límite. Esta imagen provee mejor información que cualquier mapa que se pudiera haber adjuntado y consta, incluso, de coordenadas geográficas obtenidas con absoluta precisión identificado por los modernos equipos satelitales del tipo GPS (Global Positioning System).

Asimismo forma parte integrante del acuerdo el anexo donde se establecieron los puntos por los cuales debe pasar el límite desde el monte Fitz Roy hasta el cerro Daudet. Este anexo consiste en un listado de coordenadas geográficas obtenidas en varios sistemas.

También establece que todas las aguas que fluyen por el río Santa Cruz son consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República Argentina lo que permite la plena y libre disponibilidad y planificación por parte de nuestro país de dicho recurso.

El Acuerdo de 1998 también prevé medidas de conservación del patrimonio natural al establecer para ambos Estados la obligación de cooperar a fin de aplicar medidas estrictas para la protección del medio ambiente en el sector.

El acuerdo entre la República Argentina y la República de Chile para Precisar el Recorrido del Límite desde el Monte Fitz Roy hasta el Cerro Daudet fue celebrado teniendo presentes el Tratado de Límites de 1881, su Protocolo de 1893, y los demás instrumentos conexos aplicables para precisar el límite en dicha zona, entre los que se encuentra el Laudo de 1902. Asimismo, este acuerdo recoge los intereses de ambos países, superando la situaci6n de estancamiento planteada a partir de 1991.

El Tratado de 1998, está inspirado sobre la base del derecho, en la intención genuina de resolver todos los problemas de límites entre ambos países.

Este nuevo tratado abre una senda imborrable entre los Andes, para inaugurar juntos argentinos y chilenos el camino de la integración y unidad bilateral.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 122 del reglamento este dictamen pasa directamente al orden del día.

Sala de la comisión, 16 de marzo de 1999.

Eduardo Menem. - Eduardo Bauzá. - Antonio F. Cafiero. - Omar M. Vaquie. Carlos Manfredotti. -Alberto M. Tell. - Tomás R. Pruyas. - Ruggero Preto. Augusto Alasino.

En disidencia:
A. León. Javier R. Menegini.
En disidencia parcial.

Luis A. R. Molinari Romero. José Genoud.

 

 

2. PUNTO DE VISTA CHILENO CON RESPECTO A LOS HIELOS CONTINENTALES.

Gaceta La Tercera, Chile 17 de diciembre de 1997

POLÍTICA NACIONAL.

Insiste en que se ratifique tratado Canciller Insulza: "Arbitraje no es solución para Campo de Hielos Sur" A juicio de la autoridad de Gobierno, el espíritu transaccional debe imperar en la solución al último conflicto limítrofe pendiente entre Chile y Argentina. "Lo más razonable para resolver con Argentina el conflicto limítrofe de Campo de Hielo Sur es una buena transacción, tal como lo estipula el acuerdo firmado en 1991", señaló el ministro de Relaciones Exteriores, José Miguel Insulza. El canciller insistió para que los parlamentos de Chile y Argentina ratifiquen el tratado suscrito por los presidentes Patricio Aylwin y Carlos Menen, y también mantuvo su postura de aceptar "sugerencias" de los parlamentarios, aunque señaló estar "plenamente convencido" de que el pacto constituye la "mejor opción" que pudiera establecerse. De no ratificarse el acuerdo por los legislativos de ambas naciones, la tesis más probable la constituiría un arbitraje que dirima el destino de los hielos continentales. "Desde un punto de vista jurídico, no le temo a un arbitraje, aunque sus resultados no pueden garantizarse", señaló Insulza. No obstante, el ministro indicó que éste camino generaría una situación confrontacional entre ambos países y recordó el ambiente de sensibilidad que reina en Chile desde que un tribunal latinoamericano otorgara la soberanía del Laguna del Desierto a Argentina. El canciller informó que concurriría el próximo 18 de diciembre a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. Pese a que la invitación la había recibido con anterioridad, la autoridad de Gobierno señaló que era "probable" que se abordara el tema de Campo de Hielo Sur. Esto, luego de la reunión que el domingo pasado sostuvieron Insulza y su homónimo argentino, Guido di Tella. En tanto, en Argentina, el senador Eduardo Menem, hermano del presidente trasandino, pidió abrir un proceso de conciliación para dirimir el litigio fronterizo con Chile. "Sería un error no tratar de solucionar rápidamente el conflicto", dijo el parlamentario, quien además se desempeña como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado argentino.

 

Proponen salida política

Entender que el conflicto por la zona de Campo de Hielo Sur está en un entrabamiento jurídico, cuyo ámbito ya fue superado al no lograrse la ratificación del acuerdo en los parlamentos argentino y chileno, constituye la piedra de tope para avanzar en la búsqueda de una solución definitiva al problema, afirmó el cientista político Guillermo Holzmann. "Lo importante es ver cómo la voluntad política gubernamental va a lograr concitar los apoyos necesarios que permitan superar la impasse jurídica en la que se encuentra Campo de Hielo Sur", comentó. Para el especialista la vía jurídica ya se sobrepasó en la "medida en que los Congresos de ambos países no se han pronunciado, porque eso quiere decir que los juicios jurídicos no convencieron". "El Mercado Común del Sur (Mercosur), el tratado minero pendiente entre ambas naciones, los condicionamientos de los futuros corredores bioceánicos, el sistema de transportes, dicen relación con una solución política y con perspectiva de futuro respecto de la solución del conflicto", explicó Holzmann. Para el especialista, insistir en soluciones que ya están agotadas afecta las perspectivas de desarrollo económico, tanto de Chile como de Argentina. Sostuvo Guillermo Holzmann que, de persistir en la vía jurídica, se debe hacer de modo "consensual", debido a la sensibilidad nacional que el tema genera.

CHILE, 17 de Diciembre 1997.

 

 

3. OPINIÓN DE LA ACADEMIA DE HISTORIA DE SAN JUAN SOBRE EL TEMA DE LOS HIELOS CONTINENTALES ANTES DE 1998.

La academia de Historia de San Juan (ex Academia provincial) a dado a conocer su opinión sobre la situación en la denominada zona de los Hielos Continentales. La nota, que lleva la firma del presidente de la entidad, doctor Pedro Eduardo Garro, señala: "La Academia de Historia de San Juan, por mandato estatutario, se siente movida a pronunciarse en el gravísimo asunto suscitado por el acuerdo Menem Aylwin de 1991 sobre la zona denominada de los Hielos Continentales Patagónicos, firmado por el Poder Ejecutivo Nacional de espaldas al Congreso; de los organismos públicos y privados de consulta necesaria y, por consecuencia, de la voluntad de la Nación y. lo que es más, de la ya larga y conocida historia de los cuestionamientos limítrofes de la hermana República de Chile.

La Academia considera que el planteo sobre el que se funda el Protocolo de 1991 es incorrecto, pues la discusión sobre los límites en sí está agotada y definitivamente cerrada por el plexo normativo vigente, integrado por el Tratado de 1881, por los pactos complementarios del mismo y hasta por actas periciales, debiendo ceñirse en esta instancia a una simple operación «demarcatoria» de los confines fijados en aquellos documentos.

Por ello cree que toda discrepancia que exceda ese marco es no solamente ociosa, sino, además, inoficiosa y legitima la sospecha de que por un camino oblicuo se pretende torcer la clara voluntad común estampada en aquellos memorables acuerdos, suscriptos hace más de un siglo, haciendo perder a la República Argentina más de mil kilómetros de territorio indisputablemente suyo. La «poligonal» trazada entre gallos y medianoche por ambas cancillerías no consulta, en absoluto, los principios consagrados en los citados instrumentos internacionales y traiciona palmariamente su espíritu de equidad y justicia. La Academia de Historia de San Juan, con el patriotismo que está destinada a sostener y promover, y por las conocidas razones geográficas, jurídicas e históricas invocadas por otras academias, altos institutos especializados; la prensa argentina en general, partidos políticos y el gobierno y pueblo de la provincia de Santa Cruz desaconseja la aprobación parlamentaria del Acuerdo Menem-Aylwin y la consecuente «poligonal», negándole tanto a la República de Chile cuanto al Poder Ejecutivo argentino el derecho y la pretensión de abolir con esta maniobra el criterio inamovible y perpetuo del «culminis monti qui divortium aquorum".

 

4. ENTREVISTA CON EL SENADOR DR. ALFREDO AVELIN.

El problema de los hielos continentales tienen varios aspectos, aspectos históricos jurídicos, geográficos y de antecedentes de acuerdos, protocolos y leyes.

Desde el punto de vista jurídico lo que se ha hacho es realmente una afrenta contra la soberanía del país, lo que se ha hecho es una amputación del territorio Argentino y una entrega prácticamente de una reserva de agua potable mas importante del planeta.

Se empezó con una poligonal, luego se margino esa poligonal y se hizo otra. Ósea que nos entretuvieron. Luego entro la etapa del engaño para conseguir lo que se habían propuesto la entrega de los hielos continentales a Chile.

Antes de entrar al aspecto jurídico hay que saber que son los hielos. Los hielos continentales son la reserva de agua potable mas importante que hay en planeta. El agua del mundo el 97% es salada, el 3% es agua dulce. De este 3% el 2% esta congelada y el 1% es lo que se utiliza para toda la humanidad.

La extensión es de 200Km de largo por 60Km de ancho y 1115Km de profundidad. Esos hielos son eternos y es la reserva vuelvo a repetir de agua potable, que es el problema que va a tener el mundo de aquí a 30 o 40 años. Van haber enfrentamientos ya no por petróleo ni por tierras sino por agua potable por que el planeta se va secando día a día. Van a tener problemas EE.UU. con México por el río Grande problemas va a tener Siria, Turquía e Irak por el río Eufrates y el Tigris, problemas va a tener Egipto con Etiopía por el río Nilo y Jordania.

Es decir que habrán problemas importantes por el agua potable. Y nosotros ingenuamente y torpemente estamos entregando lo que nos corresponde por derecho, por historia y por justicia.

Esos hielos continentales el 85% le corresponden a Chile y el 15% a Argentina. De este 15% se pretendió en un primer momento sacarnos la mitad. Luego se saco un poco menos de la mitad pero se saco con esta ultima resolución y ley que se hizo en el congreso de la nación y aceptada por casi todos los cenadores y diputados menos por la doctora Nancy Avelin y Yo que rechazamos totalmente el acuerdo por que no respondía a lo que ya se había acordado.

Entrando al punto de vista jurídico, existe una ley de 1881 que es la ley 1116 ½ , aprobada tanto en Argentina como en Chile que dice textualmente: " Demarcar altas cumbres divisorias de aguas a perpetuidad" . Demarcar significa colocar los hitos. Las aguas que van al Atlántico para Argentina las que van al Pacifico para Chile. No conforme Chile protesta y sigue protestando y se hace otro acuerdo otro protocolo en 1893 que es la ley 3042 que establece lo mismo que lo anterior con un agregado: "Todas las aguas, todos los ríos, todas las lagunas, todos los glaciales todas las tierras que están al Este para Argentina y las que están al Oeste para Chile, siempre que se haga la demarcación altas cumbres divisorias de agua a perpetuidad". Son claros y categóricos. Tres términos que no llevan a confusión y que jurídicamente da lugar a que se proceda la demarcación. Tres términos que significan: primero demarcar, altas cumbres divisorias de agua, a perpetuidad. O sea todos los términos que no tienen ninguna cuestión para equívoco y que no puede prestarse a mal entendidos ya que esta clara la propuesta, altas cumbres significa lo mas alto (es lo mismo que si fuera u techo a dos aguas). Eso no se a respetado y se a hecho una serie de maniobras en base a algunos argumentos que son falaces fantasiosos y artificiales. Primero lo hicieron a esta poligonal para que se pueda producir la integración de Chile con la Argentina, y yo preguntaba que tiene que ver la integración económica, social, espiritual y cultural regalando soberanía, por ejemplo si usted quiere hacer una integración con el vecino del tipo económico social y espiritual no le va a entregar la mitad de su casa ni va a correr la medianera. Eso significa un respeto mutuo cuidando cada uno su terreno y propiedad. Ese argumento fue realmente aceptado por eso se saco la poligonal primera de 1991 que arrancaba del Fitz Roy y terminaba en el Daudet pasando por el Stokes. Esa poligonal primera llamada de la vergüenza que la llamo así algún profesor de geopolítica, se saco después de debatir, de luchar, de dar todos los argumentos en contra, ahí se daba y se entregaba 1057 Km2 de hielos continentales y no únicamente estos sino que se entregaba la fuente que alimenta el potencial hídrico de la patagonia. Esa fuente son los hielos y el potencial hídrico son la Laguna del Desierto, el río de las Huertas, Lago Viedma, río de la Liona, Lago Argentino y río Santa Cruz. Todo ese potencial hídrico en donde uno puede desarrollar la potencialidad hidráulica, hidroenergetica extraordinaria de toda la Patagonia y de todo el país a través de la Patagonia .

Recordamos, dos leyes 1881 y 1893, pero también hay otras actas que son jurídicas también firmadas por los peritos Moreno y Barros Arana de 1898. tres actas una del 21 de Agosto 3 de Septiembre y 1 de Octubre. Tres actas que se firman en donde se habla claramente del Fitz Roy hasta el Stokes pasando altas cumbre divisorias de aguas a perpetuidad y haciendo la demarcación correspondiente. Ósea que hay tres elementos ya importantes desde el punto de vista jurídico que hace referencia a la Pacta Sunt Servanda. No conformes en 1902 hay un arbitraje que lo hace el rey Eduardo de Inglaterra en ese arbitraje los chilenos reclamaban la laguna del desierto. El laudo favoreció a Argentina que entra la laguna del desierto como así también demarca otra ves a través de un coronel de Inglaterra que habla y ratifica sobre lo mismo que dijeron en 1881 1893 y 1898: altas cumbres, divisorias de aguas a perpetuidad. Ósea otro elemento jurídico que es irrefutable.

En 1941 vuelve otra ves a ratificarse jurídicamente el principio altas cumbres y se manda a colocar los hitos para hacer una demarcación con una comisión mixta Chileno Argentina que es aceptada por ambos gobiernos. Venimos arrastrando jurídicamente antecedentes que se respetan y ahora viene la demarcación.

En 1990 Menem y Aylwin hablan de demarcar altas cumbres en base a los acuerdos de 1881, 1893, 1898, 1902 y 1941. pero pasan 6 meses y de u día para otro a mano alzada Olima y el canciller chileno hacen la poligonal. Nos sorprende la poligonal a mano alzada en una noche de fiesta que lleva al reconocimiento y darle una medalla al señor Olima por haber hecho esa poligonal de la vergüenza en donde se hace la imputación de nuestro territorio. Pero como eso se tiene que ir al sena do y congreso de la Noción nosotros empezamos a protestar por esa poligonal.

Pasan dos años y se llega a 1998 (Agosto, Septiembre) y se manda un proyecto de ley acuerdo entre Freí y Menem para que se apruebe otro tipo de entrega de hielos continentales. Pero ya no se acepta la poligonal primera sino que hace u juego en donde los hielos se dividen en dos zonas norte y sur. La zona norte vendría a arrancar del Murallón hasta el Fitz Roy y la zona sur del murallón hasta Stokes y por supuesto hasta el Daudet. Se aprueba la zona sur en donde se hace la entrega prácticamente de 1000 Km2 aproximadamente de hielos. Se argumenta que pasa por las altas cumbres la demarcación y eso es totalmente mentira. Se demarca únicamente 30 Km desde el Murallón hasta la Gasik que vendría a ser un cerro que va cruzando y va a las altas cumbres y lo demás todo va entrando en territorio Argentino a través de segmentos líneas rectas, de segmentos que van uniendo letras pero todo dentro del territorio Argentino.

Se hace la entrega , se ratifica en la cámara de diputados y de senadores. La única que defiende en la cámara de diputados es la doctora Avelin con 4 diputados mas que no aceptan el acuerdo y en la cámara de candores me opuse terminantemente, junto con dos o tres senadores mas.

Ustedes me preguntaran por que la Alianza a aprobado todo esto. No se cual es los intereses que han ocurrido. Desgraciadamente esto le hace un grave daño al país.

Lo que quedaría actualmente es la zona sur que es la cámara de diputados y senadores para que la comisión mixta chilena y argentina trabajen sobre este tema, que va a arrancar las directivas con una línea de acuerdo al convenio de Menen y Freí que del Fitz Roy tiene que bajar 500m y después tomar una línea que llegue hasta la cordillera de los Andes que es el, limite correspondiente. Pero siempre y cuando siga una línea paralela pero no dice hasta donde. Entonces no dice en el acuerdo hasta donde puede llegar. Todo esto esta en duda esperemos que el nuevo gobierno impida esta entrega ya que pueden los chilenos sentirse condóminos nuestros y así permitirles entrar al Atlántico o participar en el desarrollo económico de la Patagonia, que produce principalmente 3 tipos de energía eólica, mareomotriz e hidroeléctrica.

Pregunta: ¿Cuál es la política Chilena.?

La política chilena es expansionista desde hace muchos años y tiene la vista puesta en el Atlántico. Se pone en vigencia lo que una vez Pinochet dijo: "Nosotros estamos frente al Pacifico que es nuestro, en nuestras espaldas esta el Atlántico, no vamos a viajar los brazos ni a descansar hasta no estar en poder de dos o mas océanos" Esto lo dijo en su libro de geopolítica. Osvaldo Silva dice mas todavía en su libro de geopolítica que se enseña en las escuelas primarias y secundarias de Chile respaldado por el ministerio de educación de Chile y publicado en 1984. este Chile moderno como lo llama, toma todo el corazón de la republica Argentina (VER GRAFICO 4 en MAPAS). Como un mensaje subliminal de apoderarse de la Argentina en el futuro, que consideran que es de ellos.

Concretamente mis queridos amigos esto es una entrega de soberanía, aquí no se ha respetado ni lo jurídico ni los acuerdos ni los protocolos ni las leyes, que ni siquiera han sido derogadas. Porque antes de entrar el acuerdo se debería haber derogado las leyes 1116 ½ y 3042. Y para cerrar les repito dos frases: una del perito Moreno que decía, " Cuando muera que me entierren en el Nahuel Huapi para que mis huesos sigan defendiendo la soberanía del país" y la de Avellaneda que dice, "Me cortare las manos antes de entregar un solo metro cuadrado de soberanía".

 

5. ENTREVISTA CON EL SENADOR ING. JOSÉ LUIS GIOJA.

Se firma el tratado entre Aylwin y Menem en Chile en el año 1991. Luego se realiza un Protocolo Adicional. Esto trae aparejado problemas por lo que se retira de ambos parlamentos. Se hace una rectificación del Tratado, y se firma en Argentina por Menem y Freí y se mandan a ambos parlamentos, lo aprueban. El hecho inédito es que la segunda aprobación en el Senado Argentino y en el Senado chileno se hace en forma conjunta, es decir, en el mismo día, y luego se promulga en Chile por ambos ejecutivo cuando fue por última vez el presidente. O sea que esto es ley en ambas naciones y es ley superior porque es un tratado internacional. En donde básicamente se reintenta poner punto final al litigio al problema de hielos continentales (hielos continentales en la Argentina; Campos de Hielos del Sur en Chile).

Con la primer poligonal habían muchas dudas. Primero que Chile entraba en el lado Argentino causando problemas en el río Santa Cruz. Segundo que la prolongación hacia la Antártida le iba a dar derechos a Chile. Y del lado chileno, que Argentina iba a llegar al Pacífico y eso le iba a dar derechos a los argentinos sobre los chilenos. Entonces se firma el Protocolo Adicional que dice básicamente: Chile en el Pacífico, Argentina en el Atlántico y no tiene proyección para la Antártida y no sienta ningún derecho sobre ésta. Despejando las dudas planteadas pasa todo esto y comienzan nuevas dudas por el Fitz Roy , por el Daudet, es decir, que tienen que ver con los tiempos políticos de cada país. Hasta que desde los parlamentos se decide el acuerdo final en ambos parlamentos en 1998 firmadas por Freí y Menem, que sería una rectificatoria del trazado de la primer poligonal, que hasta que no se afirme en tierra no se va a saber quien tiene más o menos. Esto es un acuerdo esencialmente político, no hay ni vencedores ni vencidos sino no tendría sentido.

Lo que yo decía es que en el camino de la integración Argentino-chilena tenía una piedra en el zapato. Y esa piedra era precisamente este problema de los hielos continentales. Por ejemplo, esa piedra se hace llaga luego se infecta y te puede costar un pie o la vida, y esto a nosotros nos puede costar la integración.

La historia nos dice que los autoritarismos y los sectores muy vinculados a la derecha de ambos países y al militarismo que le hace mucho mal tanto a la Argentina como a Chile, siempre tenían poder, en la medida que hubieren hipótesis de conflicto. Por esto, se llegó a la locura en 1978 de casi iniciar una guerra por provocaciones que no respetaban ni los derechos humanos ni las reglas mínimas de convivencia, un ejemplo de esto es lo que dijo el General Menéndez de que se iba a bañar en el Pacífico; a lo que Pinochet replicó que la patagonia era chilena y que Chile se extendía hasta el obelisco. Todos dichos de personas que detestaban la democracia. Y como dijo el Dr. Mosquera "lo fundamental del tratado es que se hizo porque había democracia en ambos países. Y el proceso de integración empezó a avanzar y se hizo fuerte cuando se instaló la democracia en ambos pueblos".

Creo que maduramente se logró un acuerdo que pasa por respetar cosas básicas, que son históricas, como que Chile es en el Pacífico y Argentina es en el Atlántico, hay dos o tres cosas que no se respetan pero es porque expresamente se acuerda así como es el principio general de las altas cumbres divisorias de aguas, y es el principio básico del siglo pasado (acuerdo de 1881). Aplicando este principio y fijando reglas claras para la primer parte de aplicación del tratado que es la que da indicaciones precisas a las comisiones técnicas. Las comisiones técnicas son las que demarcan límites, cuando éstas tienen problemas lo elevan a las chancillerías de ambos países estas acuerdan o no. Si acuerdan se firma el tratado, si no acuerdan se va a arbitraje de un tercer país. Estas son las posibilidades.

Ustedes saben que de los 25 puntos que estaban en litigio se acuerdan 23. uno va a arbitraje que es Laguna del Desierto y gana la tesis Argentina. Y el otro se acuerda por un tratado que es Campos de Hielos.

La primer parte del tratado es dar indicaciones precisas a las comisiones técnicas para que elaboren una carta geográfica (mapa) de escala 1:500000 que no había hasta la fecha. Ya que es difícil hacer un mapa por cómo es la zona. Se debe marcar en el mapa y en el terreno el límite definitivo del primer tramo. Este mapa se hace cuidando que la Argentina no tenga salida al Pacífico, es decir, que no abarque ningún fiordo chileno y cuidando que las crecientes del río Santa Cruz y demás queden para Argentina. Este es uno de los puntos del conflicto.

Yo creo que esto se resolvió maduramente, porque como dijo Mosquera "si te pones a tirar piedras y a hacer problemas podes ser un mártir, porque algunos confunden patriotismo con patrioterismo que no es para nada lo mismo" te envolvés en la bandera y no entras en razón. Vos decís esto es mío el otro también y así nunca terminamos, o termina como estuvo a punto de terminar en el ´78 y eso no sirve para nada ni para nadie.

Así que yo creo que el acuerdo es lo más maduro que hay, y lo demuestran los hechos, estamos pasando por un momento espectacular en las relaciones con Chile. A tal punto al Senado le dio media sanción a un proyecto que tiene que ver con una cosa impensable que son los puestos fronterizos integrados. Esto 20 años atrás era impensable.

Todo esto le sirve a Argentina para perforar la cordillera y tener salida al Pacífico, y a los chilenos les convendrá el Atlántico y el MERCOSUR. Y este es el juego que debemos mantener, cuando se hace un tratado de este tipo si gana un país sobre otro no es tal, tiene que ser igual para los dos para que sirva. Si no se vive siempre con rencor. Esto ha abierto muchos beneficios como el tratado de integración minera que está firmado por el Poder Ejecutivo y yo calculo que en el presente período legislativo va a hacer aprobado por ambos parlamentos.

Pregunta: ¿ Cómo comenzó el conflicto con Chile?

El conflicto empieza en una asamblea que hay sobre derechos de aguas , creo que en Ginebra, en donde Chile reivindica estos terrenos como suyos y Argentina se opone en la década del ´60. siempre ha habido problemas limítrofes con Chile, un ejemplo claro de esto es el tema del Canal del Beagle, hasta que Menem y Aylwin tratan de resolver todo. Observan para ello cuestiones de justicia obviando la parte técnica e histórica, es por eso que estuvo trabado tanto tiempo.

Al surgir el MERCOSUR hace que esto se resuelva de una manera más ágil. Básicamente las fronteras en este mundo globalizado no existen, y esto no significa que seamos "apatrias" sino tomemos el ejemplo de la comunidad europea. Ser patriota significa que la Argentina crezca y que la gente viva mejor.

 

 CONCLUSIÓN.

Hemos visto a lo largo de esta monografía y especialmente en la parte de antecedentes históricos, como Chile siempre ha buscado a lo largo de su pasado y aún ahora en el presente tergiversar y buscar excusas para aplicar su política expansiva, interpretando siempre a su gusto los múltiples acuerdos, protocolos y pactos. Pactos que se comprometieron a cumplir y que, sin embargo, siempre faltaron a ellos. Qué seguridad nos queda ahora, con la aprobación de éstas últimas leyes, que en el futuro los chilenos no utilizarán las mismas excusas que a través del tiempo han invocado para seguir pretendiendo territorios en nuestra querida patagonia.

De seguirse esta política nos llevaría a reafirmar el lema de Chile "por la razón o por la Fuerza", en permanente detrimento de nuestro país, ya que perderíamos una vez mas territorios que legal e históricamente nos corresponde, en pos de una integración con un país que no reconoce ni reconocerá límite alguno que no le convenga.

Un proyecto económico y político incapaz de comprender a la Patagonia; "Un gigante que dormita con serenidad, paciencia y esperanzas de poder despertar en un tiempo no lejano para cumplir con el sueño de la integración nacional y volcar recursos, bienestar, desarrollo cultural y espiritualidad para unir la Nación y aportar toda la fuerza del trabajo creador que los pueblos necesitan para salir del marasmo y de la postración".

El acuerdo Menem-Aylwin y luego Menem-Frei son otros de los tantos ejemplos de la actividad hegemónica del gobierno central de turno sobre la castigada Patagonia. Si la región patagónica estuviera inserta dentro de un proyecto de país federal, este acuerdo mutilador, realmente no existiría.

"¿ El Mercosur ? ¿ Relaciones empresariales ? ¿ La integración ?, nada tiene que ver con el tema limítrofe. Estos argumentos son usados en forma falaz como justificación de la aprobación de la poligonal, ya que desde el acuerdo por el Canal del Beagle en 1984 las relaciones con el país vecino se han afianzado y las inversiones económicas han crecido casi sin obstáculos. También existe una interrelación de los habitantes del sur de ambos países que estrecha vínculos fraternales y amistosos, no solo en el ámbito económico.

Entonces ... ¿ Qué intereses existen ? No lo sabemos. Pero ... , la pregunta es: ¿Caben los intereses cuando se trata de la soberanía de un pueblo ?".

 

 

DIVERSAS OPINIONES PUBLICADAS EN INTERNET.

1. HIELOS. Algunos aspectos a considerar sobre el nuevo Acuerdo del límite con Chile entre el monte Fitz Roy y el cerro Daudet

por: Alfredo M. de las Carreras (*)

La Cámara de Diputados de la Nación acaba de aprobar un nuevo Acuerdo con la República de Chile, sobre los Hielos Continentales Patagónicos, suscripto el 16 de Diciembre de 1998 entre los cancilleres Guido Di Tella de Argentina y José María Insulza de Chile.

Este acuerdo reemplaza al Tratado del 2 de Agosto de 1991, retirado del Congreso a solicitud de la nombrada Cámara, por discrepancias fundamentales con la llamada "poligonal " que ignoraba, tanto el límite convenido hacía más de cien años, como los textos legales en que se fundaba.

La opinión pública, a través de instituciones y de especialistas había expresado en diversas oportunidades, su total desacuerdo con el documento presentado por el Poder Ejecutivo para su aprobación.

La Cámara de Diputados, al solicitar el retiro del anterior proyecto, dictó las pautas dentro de las cuales debía encuadrarse la nueva negociación. Estas pautas, sintéticamente fueron: que los criterios de demarcación en el sector mencionado deben estar regidos por los Tratados de límites de 1881 y 1893, actas de 1898 y laudo de 1902; definir la frontera entre el carro Fitz Roy y un punto situado al Noroeste del Lago Viedma "sobre la divisoria continental de aguas"; la no aplicación en este tramo fronterizo del Protocolo sobre Recursos Hídricos Compartidos del 2 de Agosto de 1991 y, finamente, la "adecuada aplicación del principio" de que la Argentina no pretende punto alguno sobre el océano Pacífico.

El mensaje del Poder Ejecutivo manifiesta que la nueva alternativa, "representa el más amplio consenso posible entre legisladores, académicos instituciones vinculadas a la cuestión y opinión pública".

El Acuerdo alcanzado está dividido en dos Secciones: A y B. La primera (A), abarca desde el Cerro Murallón (sobre el centro del cordón andino en la zona) hasta el Cerro Daudet (punto sur) y la segunda (B), desde el Monte Fitz Roy (punto norte) al Cerro Murallón.

La negociación

Debe partirse de la premisa de que el límite entre el Fitz Roy y el Stokes, situado pocos kilómetros antes del Daudet, está firme, según los documentos citados por la Cámara, y en el tramo Stokes – Daudet, el límite fue fijado por el arbitraje de 1902.

Es admisible que en toda negociación directa, las partes involucradas se efectúen concesiones recíprocas, cedan en algunos aspectos y se beneficien en otros. Pero esos beneficios y concesiones están sujetos en materia internacional, por los organismos del Estado que tienen la facultad constitucional de aprobar o desechar los tratados y limitados por los objetivos prioritarios que se persiguen.

Por lo demás, para que un acuerdo sea duradero tiene que ser justo. La justicia se alcanza, mediante una negociación eficiente y equilibrada. La eficiencia depende de la preparación de los negociadores intervinientes, dentro de la cual está, en primer lugar, el conocimiento del derecho, de la historia y, en este caso particular también de la geografía. El equilibrio se consigue argumentando con razones y valederas y absteniéndose de sacar ventajas indebidas.

La justicia en demarcar el límite en los Hielos Continentales Patagónicos, no está en los kilómetros que se puedan ganar o perder, sino en respetar y cumplir en derecho, los compromisos asumidos.

La Sección A. del Acuerdo

En la Sección A. (Murallón – Daudet), no se ha seguido en toda su extensión, las disposiciones de los documentos individualizados por la Cámara de Diputados para la demarcación del límite, especialmente las Actas de 1898 de los Peritos D. Barros Arana, de Chile y de F. P. Moreno de la Argentina, de fechas 29 de Agosto y del 3 de Septiembre respectivamente, y la conjunta del 1? de Octubre.

En efecto, la divisoria por las más altas cumbres del cordón principal de los Andes que dividan las aguas, uno de los objetivos básicos perseguidos, no se cumple ya que solo en determinados tramos se lo aplica expresamente, ellos son: Cerro Murallón – Spegazzini Sur; y entre las coordenadas, J – K; M – N – Ñ; y cerro Tte. Feilberg – P. En los demás tramos, que cubren la mayor parte del límite en esta Sección, se recurre a segmentos de rectas que unen los puntos señalados por letras y ubicados por coordenadas: K – L – M; Ñ– O – cerro Tte. Feilberg; P – Q – Stokes; y R – S – T – Daudet. Este apartamiento es significativo en cuanto a los varios cientos de kilómetros cuadrados que habrán de quedar bajo la soberanía de Chile.

Se abroga, lisa y llanamente, la propuesta de Barros Arana aceptada por Moreno, en las actas de 1898, de trazar el límite por la división de las aguas adjudicando las hoyas hidrográficas de los lagos Viedma y Argentino a la República Argentina por desaguar en el Atlántico por el río Santa Cruz.

Este consenso tuvo el efecto de que el límite quedó firme y a perpetuidad ( art. 1 del Trat. de 1881 ).

En consecuencia, en esta Sección A., deberá verificarse al demarcar el límite, si se cumple con la divisoria de aguas, constancia que deberá incorporarse al texto del Acuerdo.

La Sección B. del Acuerdo

En la Sección B. la cuestión principal se centra como se demarca el límite a partir del Monte Fitz Roy, ya que la traza convenida en el Acuerdo corta las fuentes del lago Viedma, lo que contradice abiertamente las Actas de 1898, de otorgar a la Argentina, como se ha consignado, la hoya del lago Viedma en su totalidad por desaguar en el Atlántico, a través del río Santa Cruz. Sobre la señalización del Fitz Roy como hito se han cometido una serie de errores, la gran mayoría por no analizar la documentación existente, unido a la deficiente traducción del Informe de los peritos británicos y del Laudo de 1902.

En la Exposición Argentina presentada al arbitraje de 1902, se aclaró que el Fitz Roy se encuentra al este de la división de aguas de la cumbre andina ( Secc. 91 del Croquis Cordillerano ). El Cnel. T. Holdich y el Cap. Crosthwait, asesores de la Reina en el Laudo de 1902, manifestaron que el Fitz Roy se hallaba al este de la divisoria continental de aguas ( Chilena Stement. 1902. Vol. IV Pág. 1517 ). Son ilustrativos el punto 108 y sigts. Del Laudo del 21 de Octubre de 1994 sobre la traza entre el hito 62 y el monte Fitz Roy.

Este error geográfico, podría haber sido enmendado a tiempo. Actualmente se torna difícil por la aceptación reiterada del mismo, máxime cuando hubo acuerdo, entre Chile y la Argentina, sobre que el monte Fitz Roy era un punto ( hito ) límite.

La traza acordada para la salida del límite del Fitz Roy no es jurídicamente satisfactoria porque corta el Glaciar Viedma, fuente hídrica del lago homónimo y de la cuenca del río Santa Cruz, convirtiéndolo en un río internacional. En efecto, el nuevo límite proyectado, luego de dirigirse ligeramente hacia el sur ( Punto A ), corre hasta la conjunción del meridiano de – 73’ 05’ 12’’ con el paralelo de – 49’ 17’02’’ ( Punto B ), para seguir por esta último hacia el oeste, y aunque no se lo especifica, hasta encontrar el divortia aquarum continental.

La traza descripta colisiona con la documentación vigente: no respeta ni los Tratados de 1881 y 1893 ni las actas de 1898.

La solución mas ajustada al marco legal es la aplicada a problemas similares. Los precedentes en derecho siempre tienen valor especialmente cuando han sido libremente aceptados por las partes.

En la Declaración Presidencial sobre límites suscripta el 2 de Agosto de 1991, entre los presidentes de Argentina y Chile, se agregaron, como Anexo III, Las instrucciones comunes a sus respectivas comisiones de límites.

En ellas se apeló al recurso de crear corredores ( bigotes ) que penetren, según el caso hacia un lado u otro del límite demarcado, para alcanzar el cerro que aceptado inveteradamente como hito, haya quedado al este o al oeste de la demarcación. Esta solución aplicada en 17 casos, entre los cuales pueden citarse como los mas ilustrativos el de los cerros Campana ( punto 7 ), Volcán Copahué ( Pto. 10 ), cerro Mora ( Pto. 11 ), Volcán Tupungatito ( Pto. 12 ), cerro Polleras ( Pto. 13 ), etc., del citado Anexo III. Esta solución bien puede ejecutarse para el caso del Fitz Roy.

En efecto, considerando el actual límite que corre del cerro Gorra Blanca al monte Fitz Roy, se podría trazar un límite paralelo (p. Ej. A 1 Km. de distancia) que saliendo del Fitz Roy en dirección norte encuentre la divisoria continental de aguas mediante una pequeña inflexión. Sería una solución idéntica a la acordada a favor de Chile para los Stokes en la Sección A., solo que esta vez favorable a Argentina. Se preservaría así la totalidad de cuenca del río Santa Cruz, al escurrir el glaciar Viedma íntegramente por territorio nacional argentino.

Tampoco es satisfactorio lo propuesto en el Acuerdo con relación a que todas las aguas que fluyen hacia la cuenca del Santa Cruz, aun las provenientes de Chile, serán consideradas a todos los efectos como recurso hídrico propio de la República Argentina, (Artículo III). Esta propuesta es indudablemente de conflictiva interpretación y en definitiva resultaría dudoso argumentar en el futuro y ante casos puntuales, que los glaciares, ventisqueros, ríos, arroyos, etc. que corren sobre lechos chilenos pertenecen a nuestro país por ser tributarios del río Santa Cruz. Incluso la jurisdicción y poder de policía sobre esas aguas sería de dudoso ejercicio, sino imposible.

No explica el Acuerdo porque se limita a la Sección B la confección de la carta a escala 1:50000, cuando el protocolo de 1941 de Reposición y Colocación de Hitos lo estipula por toda la zona. Ídem con relación al Plan de Trabajos y Disposiciones Generales que rige para la Comisión Mixta de límites.

Balance final

Cabe preguntarse frente al resultado de la negociación: ¿Es justo y equilibrado para la Argentina el Acuerdo alcanzado?. ¿Fueron logrados los objetivos prioritarios perseguidos por la Argentina?

Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos:

Que no se mantiene la nacionalidad exclusiva argentina del río Santa Cruz

Que tampoco se hace respetar la vigencia de los tratados de 1881 y 1893 ni de las actas de 1898

Que el límite fue corrido en las partes negociadas siempre hacia el este.

Que el alejamiento de los fiordos chilenos, del límite actual no fue compensado de ninguna forma.

Que el corredor o bigote propuesto para el Stokes no fue tenido en cuenta para una igual solución en el Fitz Roy con lo que se preservaría la exclusividad de la cuenca del río Santa Cruz.

Que la Carta a escala 1 : 50000 sólo se levantará para la Sección B., cuando debe confeccionársela para toda la zona conforme al Protocolo de 1941.

Que considerar como recurso hídrico propio argentino, las aguas provenientes de Chile que forman parte de la cuenca Santa Cruz, será fuente de conflictos y no compensan de ninguna forma la internacionalización de la cuenca.

(*) Profesor de Derecho Internacional Público

de la UBA, de la UCA y de la UMSA

 

 2. OPINIÓN SIMPOSIO. "HIELO CONTINENTAL PATAGÓNICO".
(Universidad del Museo Social Argentino 02 al 04 de Julio de 1996)
Buenos Aires - Argentina

Comisión Jurídica
Demarcar lo delimitado

Los campos de hielo patagónico comprendidos entre los cerros Fitz Roy y el Stokes están ya delimitados por acuerdos suscriptos según acta del 1° de Octubre de 1889, por el Perito argentino Francisco P. Moreno y el Perito chileno, Diego Barros Arana.

La validez de la referida acta, resulta incuestionable atento a lo dispuesto por el artículo 1° ("in fine") del tratado Argentino-Chileno del 23 de Julio de 1881, que otorga a los peritos actuantes suficientes atribuciones al respecto.

El trecho entre el Stokes y el monte Daudet fue delimitado por el Laudo Arbitral del Rey de Gran Bretaña Eduardo VII del 20 de Noviembre de 1902, aceptado oportuna y expresamente por la Argentina y Chile.

En consecuencia no corresponde volver a tratar el límite sobre una zona que está jurídicamente delimitada y aceptada legalmente por las partes.

Sólo cabe marcar sobre el terreno lo convenido como límite. Corresponde, entonces, hablar de demarcación, nunca; de delimitación. Esta última es esencialmente jurídica y ya está cumplida; aquélla la demarcación, es tarea específicamente geográfica y debe cumplirse.

Evidenciar
Responsabilidad

Es evidente que al margen de los tratados centenarios donde se ha determinado a perpetuidad que el límite entre Argentina y Chile son las altas cumbres que dividen aguas (1881-1893-1902) ,existió también, la gran inquietud de conocer a fondo el espacio que corresponde a Argentina, por ello el Presidente Juan. D. Perón en 1950 creó por Decreto el Instituto Nacional del Hielo Continental Patagónico, que en su larga tarea concretó y ejecutó el inventario de los Glaciares, de todos esos ríos de hielo existente en la vertiente Argentina entre los paralelos ( 47° 30’ y 51° sur), que consta en la publicación N° 3 del año 1960 por el Ing. Mario Bertone, que Argentina tiene el conocimiento perfecto de lo que le corresponde al este de la Cordillera de los Andes, o sea respetando las Altas Cumbres que dividen Aguas.

Opinión

El territorio no es patrimonio exclusivo de la generación presente, es herencia del pasado y por lo tanto pertenece también a las generaciones por venir. Su disponibilidad excede la voluntad de una generación.

Se dice también en el acuerdo, que la "fórmula adoptada" (de correr el límite hacia la Argentina) se basa en la "Voluntad de Ambos Países" (considerando 4°). Por supuesto que descontamos la voluntad del beneficiado, en este caso Chile.

SE TRATA DE CONOCER LA VOLUNTAD NUESTRA, DEL PUEBLO ARGENTINO, REPRESENTADO EN AMBAS CAMARAS LEGISLATIVAS. VOLUNTAD QUE, CABE PRESUPONER, NO SERA OTORGADA POR NO EXISTIR FUNDAMENTOS SERIOS Y VALEDEROS.

Constitución Nacional
Argentina
Santa Fé - Paraná
1994 y Anterior

Art. 29. - El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o personas algunas. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad o pena de los INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA.

Abel Carlos Balda , Neuquén (Septiembre 1991 - 97) - Fundador de la Base Matienzo en la Antartida Argentina (1961), que mantiene derechos de posesión efectiva, por haberse construido y habilitado, antes de ratificarse el Tratado Antártico Internacional (1961).

- Fundador del refugio Islas Malvinas en el NUNATAK VIEDMA (1985), en el Hielo Continental Patagónico.

- Explorador, Andinista distinguido por rescates en alta montaña.

- Militar retirado (Coronel) del Ejército Argentino, especialista en montaña.

- Comandante Antártico del Ejército Argentino para el Sector Antártico Argentino (1985-87).

 

COMISION ARGENTINA DEFENSA HIELO CONTINENTAL PATAGONICO.

Hipólito yrigoyen 1780, Piso 4° Of.H (CP:1089) Capital Federal

Tel/Fax: 01 372-1447

Buenos Aires, 6 de Octubre de 1998.-

Señor Legislador Nacional

Presente

Ref: Dictamen 4471-D-98 (Chile oficializa la línea Ferrari Bono – Infante)

Con la presente continuamos en la tarea de colaborar técnicamente, en el tema: HIELO CONTINENTAL PATAGONICO.

  1. DECLARACIONES DEL CANCILLER CHILENO INSULZA

En nuestra misiva del 22 de Septiembre pido, expresamos a los señores Legisladores Nacionales nuestra disidencia con las pautas políticas contenidas en el Dictamen 4471-D-98 [puntos b) y c)], y aportamos los fundamentos técnicos correspondientes, alertando sobre las graves consecuencias de la aprobación de dicho documento.

Las declaraciones del canciller chileno, José Miguel Insulza, del primero del corriente, ratifican ahora plenamente la pertinencia de nuestra fundada reprobación. En consecuencia, nadie puede dudar de que los párrafos b) y c) surgirían de un entendimiento previo entre ambas Cancillerías, y entre los diputados, STUBRIN, MAURETTE y ESTEVEZ BOERO con sus pares chileno, por el cual se cedería territorio Argentino, entendimiento que se sustentaría en la reprobable línea Ferrari Bono – Infante, que aparentemente habría sido negociada y aprobada por ambos Gobiernos dos meses atrás.

Efectivamente, Insulza enumeró los intereses de Chile para zanjar la disputa inexistente (Diario "Clarín" ,20/10/1998.- y "La Nación"):

"Primero, ver el pleno acceso al monte Fitz Roy; segundo, el tema relativo a la cercanía Argentina a los fiordos; tercero, la idea de que esto tiene que concluir no sólo con la fijación de criterios generales, sino –en la mayor extensión posible- con una línea clara que no deje dudas; y cuarto, recurrir a todos los instrumentos jurídicos establecidos en el tratado de 1881 en adelante, incluyendo los acuerdos alcanzados en 1991". De las expresiones del canciller chileno surgiría que:

El "pleno acceso al monte Fitz Roy" significa aspirar a un vasto territorio al Norte, sur y Oeste de dicho monte; en vez de señalar sólo el Noroeste, de acuerdo al fallo de 1902. "Alejar a la Argentina de los fiordos en el límite Sur" ("La Nación") es el objetivo ahora declarado de Chile; objetivo que los diputados de la comisión "ad hoc" camuflaron en su dictamen con la declaración siguiente: "la adecuada aplicación del principio por el cual la Argentina no pretende punto alguno de acceso al océano Pacífico, en particular en la zona de los fiordos".

Con respecto a la expresión del Canciller chileno relativa a su cuarto punto, cabe señalar que en lo que respecta al límite en los Hielos Continentales NO se alcanzó en 1991 ningún acuerdo (!) pues hasta ahora nuestro congreso negó su ratificación, imprescindible (art. 75, inc. 15 de la Constitución Nacional Argentina). Finalmente cabe recordarle al Canciller Insulza que ni al Lago del Desierto (ahora ya arbitrado por segunda vez) ni al área del Hielo Continental Patagónico (Atlántico y Argentino) les es aplicable el protocolo adicional de 1991 sobre cuencas comunes y recursos compartidos, por serles ajenas ambas definiciones).

II. DOS ASPECTOS FUNDAMENTALES

Nos permitimos señalar a los señores legisladores dos hechos trascendentes, a saber:

1. LITIGIO INDOCUMENTADO

La Cancillería reconoció, expresamente por nota, el 12 / 12 / 1997. A Diputados, y el 23 / 03/ 1998. al Senado, la inexistencia de antecedentes, tanto chilenos como argentinos, sobre reclamación alguna en el Hielo Continental Patagónico, antes del Acuerdo de 02/08/1991.-

En consecuencia el litigio aludido por ambos países no está documentado en ninguna parte, o sea es inexistente; fue inventado por ambas Cancillerías invalidando todo lo actuado en relación al Acuerdo.

2. INDEPENDENCIA DE PODERES

La Cancillería y el oficialismo en el Congreso, influenciados por la intensa presión diplomática chilena, estiman equivocadamente que el Gobierno, al firmar el Acuerdo de 1991, obliga al país y al Congreso a cumplirlo. El Congreso de Chile, por lo contrario, ejercita su independencia desde el siglo pasado, como debe ser en toda República. En efecto, en varias circunstancias, y sobre Acuerdos limítrofes firmados por sus gobiernos , rechazó los proyectos en cuestión. El último se refiere a los Pactos del 60, respecto del Beagle y a la navegación de los canales fueguinos, que fueran firmados por los presidentes Frondizi y Alessandrini, los que no fueron ratificados por el Senado, al rechazar éste el Acuerdo sobre Navegación, dado que la negociación se había concebido en forma global.

Nuestros legisladores deberían tomar en consideración tal actitud, máxime tratándose de un acuerdo nulo, basado en un conflicto inexistente.

Lic. Rodolfo Koessler Von Ilg

Ing. José Francisco Speziale

Prof. Ema Rosa Spera de Rivero

Ing. Hugo Cecilio Lúquez

 

Noticias Boletín
Diciembre 1998

 

BREVES DE LA ONU

Annan, satisfecho por el acuerdo Menem-Frei

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, expresó su satisfacción por el acuerdo firmado por los Presidentes Carlos Menem de Argentina y Eduardo Frei de Chile para solucionar su disputa sobre los límites fronterizos en una zona de glaciares conocida como los Hielos Continentales". " La ratificación de este acuerdo por los Congresos nacionales de ambos países marcará el fin de la disputa, y allanará el camino para profundizar la cooperación e integración en esa región", dijo Annan en un comunicado de prensa dado a conocer por su portavoz, Fred Eckhard, el 18 de diciembre en Nueva York. La disputa entre Argentina y Chile por la zona denominada los "Hielos Continentales" en Argentina y Campo de Hielo Sur en Chile, es el último tema de conflicto limítrofe entre ambos países. El acuerdo resuelve el litigio en torno de la última de las 24 zonas en que se dividió al territorio para la negociación

 

E-MAIL de: Luis DALLANEGRA PEDRAZA <luisdallanegra@pinos.com>

Para: Carlos Macchi <carlosmacchi@arnet.com.ar>

Asunto: Re: solicito informacion

Fecha: lunes 20 de septiembre de 1999 0:38

hola Dr. Dallanegra. soy carlos macchi, estudiante de abogacia de San

> Juan, espero que me recuerde, yo le envié un mail hace poco por el

> tema de mi monografía de hielos continentales.-este nuevo mensaje

> tiene por finalidad si me podría enviar su opinión respecto al tema

> actual de los hielos continentales, sobre todo en su aspecto jurídico y

> si se hace o no alusión a alguno de los antecedentes históricos.-desde

> ya estaré muy agradecido por su opinión, y me gustaria mucho incluirla

> en mi monografía.-lo saludo con atenta

> consideración carlos macchimail to> carlosmacchi@arnet.com.ar

RESPUESTA:

Esta información la conseguirás en la Cancillería. Yo no me he dedicado

a seguir el tema de Hielos Continentales.

Tanto en el tema Beagle como en el de Hielos Continentales, yo hubiera

dejado las cosas para que se resuelvan mucho más adelante. Ahora

nuestros países (América Latina en su totalidad) tiene prioridades más

importantes en temas como desarrollo, desempleo, integración,

inversiones, deuda externa, etc.. Lo de Hielos Continentales no nos

integra más a Chile. ¿Separarnos limítrofemente para integrarnos?

Creo que los problemas de límites deberían resolverse más adelante de

manera más tranquila una vez que resolvamos lo más grave.

Esto es lo que vienen haciendo hace años los europeos que no han

resuelto ningún conflicto de límite

 

¿Te parece que defendemos la soberanía trazando una línea en Hielos y

vendiendo la Patagonia a Soros, Beneton, Silvester Stallone, Ted

Turner, etc.; a la vez que vendiendo nuestro aparato industrial y

productivo a empresas extranjeras que controlan todo?

--

Un gran abrazo y los mejores deseos, Luis DALLANEGRA PEDRAZA

------------------------------------------------------------

Mente siempre abierta y flexible.

El mejor camino para obtener respuestas

es un buen sistema de preguntas.

http://www.mundolatino.org/i/politica

http://members.xoom.com/luisdallas/

------------------------------------------------------------

 

  1. LIBROS CONSULTADOS:
    • AVELÍN Alfredo. "Hielos continentales patagónicos. La historia nos juzgará". Editorial Plus Ultra. San Juan. 1997.
    • CAFIERO, DE LA ROZA, GIOJA Y SALA. "Hielos continentales. Aprobación, rechazo o superación". Senado de la Nación. Buenos Aires.
    • Lic. KOESSLER VON ILG, Rodolfo. "Hielo continental patagónico. Un acuerdo mentiroso". Comisión Argentina de defensa de Hielo continental patagónico.
    • Lic. KOESSLER VON ILG, Rodolfo. "Simposio sobre hielo continental patagónico". Editorial UMSA. Neuquén .1996.
    • MEDINA, Agustín H. "Síntesis de Historia Argentina relacionada con la historia de Chile. Conflictos generados por Chile sobre limites" . San Juan. 1998.
    •  

  2. EN INTERNET.

      • http:/www.presidencia.gov.ar/agenda.
      • http://www. De.fcen.uba.ar/publicac/revexact/exacta8/
      • http://www.scruzar.com/hc.htm