Volver al Indice de Monografias

ERROR DE DERECHO

El error de derecho, es el que recae sobre las normas legales aplicables al acto que se realiza.

En nuestro Derecho, rige el principio "ignorantia vel error iuris non excusat" (o sea: la ignorancia o el error de derecho, no excusan). El principio viene del Derecho Romano, ya que en Roma, las leyes se enseñaban a todos. En base a esto, el Derecho Romano presumía que las leyes eran conocidas por todos; y si alguien actuaba ignorándolas, o errado con respecto a ellas, era responsable de su hecho y no podía excusarse basándose en el error. Por excepción, se admitió el error de derecho como excusa, pero sólo cuando la infracción era muy leve, y el autor era una mujer o un rústico.

Conforme a nuestro ordenamiento jurídico, las leyes, luego de publicadas, y desde el día que ellas determinen, son obligatorias para todos: y en virtud de esta obligatoriedad se presumen -sin admitir prueba en contra- que son conocidas por todos los habitantes de la Nación. Por tanto, no es posible alegar desconocimiento de la ley, para excluir la culpabilidad y evitar responsabilidades.

 

Posición de la doctrina alemana.- La doctrina alemana moderna (Mayer, Finger, Binding, Beling, Liszt, Schmidt, Oetker, etc.), niega validez y utilidad a la clásica distinción entre error de hecho y de Derecho, como así también el principio de que el error de Derecho no excusa.

Así, por ejemplo, Mayer sostiene que es indiferente que el error recaiga sobre hechos o sobre el Derecho; lo que interesa, es la consecuencia que el error deba producir: imposibilidad de comprender la criminalidad del acto. Si el error produce efectivamente esa consecuencia (impide comprender la criminalidad del acto), sea error de hecho o de Derecho, debe excluir la culpabilidad.

Finger, por su parte, agrega que el Derecho, al referirse a los hechos, los transforma en cuestiones de Derecho, con lo cual aparecería sumamente confuso el límite entre las cuestiones de hecho y las de Derecho (Binding, sostiene un criterio similar).

Finger apoya su opinión con el siguiente ejemplo: supongamos que, siendo delito la tenencia de estupefacientes sin autorización, yo tengo cocaína sin estar autorizado. Ahora bien: puede ser que yo ignore la disposición que prohibe la tenencia sin autorización, o bien, que ignore que la sustancia que tengo es cocaína. En el primer caso, habría error de Derecho; en el segundo, de hecho. Pero "en ambos casos -dice Soler, refiriéndose al ejemplo de Finger- ignoro que la sustancia que tengo, está jurídicamente considerada y sometida a determinada reglamentación"; con lo cual, la distinción entre error de hecho y de Derecho, o aparece suficientemente clara.

La jurisprudencia alemana, no obstante estas opiniones, no adopta tal posición, siguiendo fiel a las fuentes romanas, en el sentido de distinguir entre error de hecho y el de Derecho. Lo que sí aceptó aquella jurisprudencia, fue la opinión -ya sostenida por Carrara- que distingue entre error de Derecho Penal, y error de Derecho no Penal (o extrapenal), entendiendo que este último, era equiparable al error de hecho y que, por tanto, excluía la culpabilidad.

Esta opinión se funda en que, el Derecho Penal, contiene prohibiciones de tipo elemental, casi grosero, que por ello mismo deben suponerse conocidas por todos. Así, no se necesitarían conocimientos muy profundos, para saber que no se debe matar, estafar, robar, causar daños, etc. Es por esta razón, que el error del Derecho Penal no puede considerarse excluyente de la culpabilidad.

En cambio, las normas de Derecho no Penal (extrapenal), que a veces dan contenido a disposiciones de Derecho Penal, se consideran -con respecto a este último- situaciones de hecho; por esta razón se entiende que el error que versa sobre normas no penales (ej.: normas de Derecho Civil, Financiero, Administrativo, etc.), es equiparable al error de hecho.

 

Carrara, expuso este ejemplo: si una ley penal considera delito hacer circular moneda fuera de circulación, el error o la ignorancia de dicha ley penal, no podrá excusar la culpabilidad (hay error de Derecho Penal); pero sí excluirá la culpabilidad, la ignorancia de la ley financiera (error de Derecho no Penal), que sacó de circulación la moneda en cuestión.

En nuestro ordenamiento jurídico, el error de Derecho Penal y no Penal, tendría aplicación en el viejo art. 206, o en los arts. 205 y 206 nuevos.

Así, por ejemplo, si una persona no hizo lo necesario para impedir que se introduzca o se propague una plaga o epidemia (humana: art. 205; animal o vegetal: 206): si alega que no sabía que ese era delito, hay error de Derecho Penal; en cambio, si alega que no conocía las medidas impuestas por las autoridades o leyes sanitarias, hay error de Derecho no Penal.

Algunos autores (Alexander Graf Zu Zohna, Hans Welzel), hablan de "error de prohibición" y "error de tipo". El "error de prohibición", sería el que recae sobre normas que dan a un hecho, el carácter de delito; es decir: sobre normas de Derecho Penal. El "error de tipo", sería aquel que recae sobre las circunstancias que dan contenido a la figura o tipo delictivo, es decir: sobre circunstancias de hecho y, eventualmente, de Derecho no Penal.