Volver al Indice de Monografias

USUFRUCTO DE LOS BIENES DEL MENOR

Concepto:

Usufructo de los bienes del menor, es el derecho conferido al padre y a la madre de gozar y usar los bienes de sus hijos, como así también de percibir las rentas y los frutos que los mismos devengaran.

Para algunos autores se trata de un usufructo legal (Belluscio), para otros como Rébora se trataría de un usufructo común. Para otros una institución especial, propia del Derecho de familia (Borda).

Caracteres:

Es universal: abarca la totalidad de los bienes del menor, sin perjuicio de los bienes exceptuados.

Es irrenunciable : El mismo es otorgado en interés de la familia y no respecto a los progenitores.

Es temporario: Concluye cuando finaliza el ejercicio de la patria potestad.

Es legal: Ya que se rige por las disposiciones del Código.

Es personal: El usufructo es otorgado tanto a la madre como al padre que ejerza la patria potestad.

Es inalienable: No puede ser objeto de enajenación, tampoco puede ser gravado.

Es instransferible: No puede transferirse por actos entre vivos o mortis causa.

A quien corresponde

El usufructo de los bienes del menor, lo tienen en virtud del art. 287,  el padre y la madre respecto de los bienes de sus hijos matrimoniales o de los extramatrimoniales reconocidos voluntariamente que se encuentren bajo su autoridad.

Bienes exceptuados (conf. art. 287 2ª parte C.C.)

a) Los adquiridos mediante su trabajo, empleo, profesión o industria aunque vivan en la casa de sus padres (peculio de los hijos).

b) Los heredados por motivo de indignidad o desheredación de sus padres.

c) Los adquiridos por herencia, legado o donación cuando el donante o testador hubiese dispuesto que el usufructo corresponde al hijo.

El usufructo de esos bienes corresponden a los hijos.

Cargas del usufructo (conf. art. 291 C.C.).

a) Las que pesan sobre el usufructuario con excepción de la fianza, esta última y su otorgamiento no es una carga sino una formalidad previa a la entrega por el propietario de los bienes dados en usufructo.

b) Los gastos de subsistencia y educación de los hijos. Ello implica que los padres no pueden utilizar en beneficio propio los frutos y rentas de los bienes de los hijos, sin cumplir con las obligaciones correspondientes.

c) El pago de intereses de los capitales que venzan durante el usufructo (quedan comprendidos alquileres, arrendamientos, etc.).

d) Gastos de enfermedad y entierro del hijo como así también los gastos de entierro, funerales de quien hubiese instituido por heredero al hijo (es un deber de piedad que cumple el padre a favor del testador de su hijo).

 

Embargo del usufructo.- Los acreedores de los padres solo pueden embargar el remanente del usufructo una vez satisfechas las cargas. (conf. art. 292 C.C.). Sólo ese remanente ingresa a la masa en caso de concurso o quiebra de los padres (art. 112, ley 19.551)

Cesación del usufructo.- El usufructo cesa por conclusión o suspensión del ejercicio de la patria potestad. Sin embargo, en caso de demencia de los padres, no pierden el derecho al usufructo de los bienes de sus hijos. Otro caso de pérdida de usufructo tiene lugar cuando un hijo hereda de uno de los padres matrimoniales y el supérstite no realiza inventario dentro de los tres meses del fallecimiento.