Volver al Indice de Monografias

TESTAMENTOS ESPECIALES
(militar, marítimo, aeronáutico, etc)

TESTAMENTO MILITAR

En tiempo de guerra pueden otorgar este testamento militares que se hallan en acción o fuera de la República; y también los voluntarios, rehenes, prisioneros, cirujanos militares, hombres de ciencia agregados a una expedición, capellanes y demás individuos que acompañen o sirvan a estas personas.

El oficial ante quien se puede testar deberá ser, por lo menos, capitán intendente del ejército, o ante el auditor general y dos testigos.

El testamento deberá designar lugar y fecha (art. 3672). Si el que quisiere testar estuviera enfermo o herido, podrá hacerlo ante el capellán o médico que lo asista, y si se hallara en un destacamento, ante el oficial que lo mande, aun cuando no sea capitán (art. 3673).

Deberán firmar el testamento el testador, el funcionario y los testigos (uno, por lo menos, debe saber firmar). Si el testador no sabe, firma uno de los testigos por él (art. 3674).

Los testigos, si son soldados, deberán ser mayores de edad; si son sargentos o tienen un cargo superior basta que tengan 18 años cumplidos.

El testamento es válido si el testador fallece antes de los 90 días desde que cesaron las circunstancias que lo habilitan para testar de esa manera. Si sobrevive de ese plazo, el testamento caduca (art. 3676). En caso de que fuera válido (de fallecer el testador en el tiempo antedicho), el testamento deberá ser remitido al cuartel general, y con el visto bueno del Jefe del Estado Mayor que acredite al grado o calidad de funcionario ante quien se celebró, se manda al Ministerio de Guerra, y éste lo remite al juez del último conocido del testador (si no se conoce a uno de los jueces de la Capital) para que sea protocolizado (art. 3677).

Este testamento puede ser válidamente otorgado por testamento cerrado ante las mismas personas ante las cuales se pudo otorgar el abierto.

 

 

TESTAMENTO MARITIMO

Podrá realizarlo quien navegue en buque de guerra y buques mercantes bajo bandera argentina. En el primero se podrá testar ante un comandante y tres testigos (dos de ellos deben saber firmar). En el segundo, ante el capitán, su segundo o su piloto.

Deberá ser fechado y hecho por duplicado (las mismas firmas que en el original, arts. 3679 y 3683). Se custodiará con los papeles importantes del buque (art. 3680).

Si el buque arriba a un puerto extranjero en el que se halla un agente diplomático argentino, el comandante le entregará un ejemplar del testamento, y el agente lo remitirá al Ministerio de Marina, para que éste realice la misma labor que el Ministerio de Guerra en el testamento militar.

Si el buque volviese a la República, el testamento se entregará al capitán del puerto a los mismos efectos (art. 3681).

Puede testar por testamento cerrado ante los mismos funcionarios y tres testigos (art. 3682). El testamento es válido si el testador murió antes de desembarcar o a los 90 días subsiguientes -no es desembarco bajar a tierra y volverse a embarcar luego en el mismo buque.

El testamento no se reputará marítimo si en la época en que se otorgó el buque se hallaba en puerto donde hubiese cónsul de la República (art. 3685).

Son nulos los legados hechos a oficiales del buque, si no fueran parientes del testador (art. 3686). Las personas que pueden testar militarmente por testamento marítimo pueden hacerlo por testamento ológrafo (art. 3687) y los militares embarcados en buque del Estado para expedición militar podrán testar militarmente por testamento marítimo (art. 3685).

 

TESTAMENTO AERONAUTICO

Según el Código Aeronáutico se podrá testar ante el comandante de aeronave, que debe registrar nacimientos, defunciones y testamentos. Este testamento no pierde vigencia por el transcurso del tiempo. Se puede testar en cualquiera de las formas generales. Con respecto a la ley que rige el testamento, queda sujeta a interpretación.

 

TESTAMENTO EN CASO DE PESTE O EPIDEMIA

Si no se hallase en pueblo o lazareto un escribano ante quien testar por acto público, podrá hacerse ante un empleado municipal o el jefe del lazareto con las solemnidades del acto público (art. 3689)

 

TESTAMENTO DE CAMPAÑA

Si no hubiere escribano, se podría otorgar ante el juez de paz o un miembro de los municipios.