Volver al Indice de Monografias

ACEPTACION DE LA HERENCIA

CONCEPTO.-

Es el acto jurídico por el que la persona llamada por ley o por voluntad del causante a una sucesión, asume la calidad de heredero.

Decimos asume y no adquiere, porque es heredero desde la muerte del causante; por lo tanto, con la aceptación asume sus obligaciones.

En nuestro derecho no hay obligación de aceptar una herencia, sí lo había en el derecho romano. Pueden darse 4 situaciones:

1) aceptar la herencia pura y simplemente

2) aceptar la herencia bajo beneficio de inventario

3) renunciar

4) silencio

 

CAPACIDAD

El Código Civil la legisla imperfectamente. Según el art. 3333, la capacidad requerida es la libre administración de los bienes, pero por ser un acto de disposición -se adquiere un bien o se rechaza-, es necesaria la plena capacidad civil.

 

FUNDAMENTO

Es una forma de consolidación; implica la renuncia al derecho de renunciar. Una vez aceptada la herencia, es irrevocable.

 

NATURALEZA JURIDICA

Para algunos autores es un cuasicontrato. Otros piensan que es unas manifestación de voluntad contractual. Lafaille dice que es un acto jurídico. Borda pretende que es un acto jurídico, si es expreso. De ser tácito implicaría un simple acto lícito. Según López del Carril es una expresión de voluntad unilateral. Para Rodríguez Herrera es un acto jurídico aun si es tácito, porque al realizar actos que implican una aceptación (por ejemplo, disponer de los bienes), éstos tienen, evidentemente, por fin inmediato, crear, modificar o extinguir relaciones jurídicas.

 

CARACTERES

- Voluntaria: cualquier interesado puede aceptarla o repudiarla, excepto el caso de aceptación forzada cuando se le impone al sucesor la aceptación por cometer actos en perjuicio de otros coherederos (art. 3331).

- Irrevocable: el aceptante no puede revocarla por sí mismo; sí los acreedores del heredero, en caso de connivencia fraudulenta con los acreedores del causante (art. 3341 y 3342).

- Indivisible: no se puede hacer por sólo una parte, debe aceptársela por el todo (art. 3317).

- Pura y simple: es decir, no sometida a ninguna condición. Respecto de los coherederos, la renuncia puede ser condicional o bajo reserva.

- Retroactividad: es retroactiva al día de la apertura de la sucesión (arts. 3341, 3344 y 3282).

 

FORMAS DE LA ACEPTACION

Puede ser expresa, tácita o forzada.

1) Expresa: cuando en un instrumento público o privado, en forma judicial o extrajudicial, se manifiesta la intención cierta de ser heredero (art. 3319).

2) Tácita: cuando se ejerce algún derecho que no se podría ejercer si no se tuviera la calidad de heredero. El Código Civil ejemplifica varios casos de aceptación tácita:

- art. 3321: cuando dispone a título oneroso de un bien mueble o inmueble de la herencia, o cuando constituye un derecho real sobre bienes de la sucesión. En general, cualquier acto a título oneroso implica la aceptación tácita.

- art. 3322: la cesión de derechos sucesorios a terceros u otros herederos implica aceptación tácita.

3) Forzada: es una sanción que se impone al heredero que has sustraído bienes de la herencia u ocultado los mismos en perjuicio de los otros coherederos.

Esta aceptación se la entiende como pura y simple; por lo tanto, no tiene el privilegio del beneficio de inventario.

 

EJEMPLOS DE ACEPTACION TACITA

Cuando una persona ejerce un derecho que correspondería a la sucesión, significa que está aceptando la calidad de heredero.

Cuando se está transando sobre un bien de la sucesión o se lo somete a árbitros, significa que se ha asumido la calidad de propietario (o sea, de heredero -art. 3344).

Si se lo demanda como heredero y él lo contesta asumiendo la calidad de tal, hay también aceptación tácita (art. 3325).

Si el heredero demandó a:

- sus coherederos por licitación o partición

- los detentadores de un bien de la sucesión para restituirlo a ella.

Si exige o recibe lo que se le debe a la sucesión o con dinero de éste paga deudas, legados o cargas de la herencia, habrá aceptación tácita.